Mantienen el 'macrobotellón' pese a la advertencia del Ayuntamiento

  • La Policía evitará que los jóvenes beban en Chinales, ya que no es un recinto habilitado para estas concentraciones

"Después del macrobotellón... primera macrofiesta universitaria". Así reza el cartel que anuncia la fiesta que se celebra hoy en la sala Gurú de Chinales, una cita que se presenta como el epílogo de lo que se espera como un botellón masivo en la zona. La convocatoria para beber en la calle, que se ha fijado para el mediodía y que ha sido impulsada por alumnos de la Universidad, se mantiene pese a las advertencias hechas por el Ayuntamiento de que Chinales no es un lugar habilitado para celebrar este tipo de concentraciones. La alcaldesa, Rosa Aguilar, ha sido, hasta la fecha, la que más contundencia ha mostrado ante la convocatoria. "El Ayuntamiento siempre ha actuado como debería hacerlo para evitar cualquier tipo de conflicto, y lo ha hecho con tranquilidad, pero también con firmeza y seguridad", aseguró el pasado miércoles.

Parte de los estudiantes consultados por este diario mostraron su preocupación ante los reiterados anuncios hechos desde el Ayuntamiento de que procederán a la disolución de la cita, en cumplimiento de la ley Antibotellón -normativa que entregó en vigor hace un año-. "La semana pasada hicimos botellón en Chinales y la Policía sólo nos dijo que allí no podíamos estar bebiendo", indicó una alumna de segundo curso de Traducción e Interpretación. La Policía Local no tiene órdenes de multar a los jóvenes que beben alcohol fuera de los lugares indicados por el Ayuntamiento, a pesar de que la norma así lo especifica. Tal y como ya dijo el delegado de Presidencia, José Antonio Cabanillas, los agentes se limitarán a "disuadir a los jóvenes", ya que este tipo de celebraciones "no están permitidas allí".

Sean como sean las cosas, lo que está claro es que Chinales, a pesar del tirón que tiene entre los jóvenes para celebrar botellones debido, sobre todo, a la cercanía de las discotecas, no es un recinto habilitado por el Ayuntamiento. Sólo El Arenal y el aparcamiento junto a ETEA cuentan con el beneplácito municipal, pero no tienen el visto bueno de los jóvenes, ya que se encuentran ubicados, a su juicio, demasiado alejados de las zonas de ocio nocturno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios