Juzgan a ocho menores por la paliza que dejó tetrapléjico a un emigrante

  • El hombre, de 30 años, fue agredido con ensañamiento con la intención de robarle

Ocho menores de edad serán juzgados la semana que viene como supuestos autores de la paliza sufrida por un ciudadano rumano que quedó tetrapléjico y al que agredieron para robarle el pasado mes de marzo en la localidad cordobesa de Rute.

Así lo informaron fuentes cercanas al caso, que tuvo lugar en la madrugada del día 30 de marzo en una zona adyacente a los locales de ocio. El suceso fue cometido presuntamente por varios grupos de personas que se ensañaron con la víctima, Tudorel Listrausescu, de 30 años.

Sobre las 05:25 horas de ese, día, la Guardia Civil recibió una llamada telefónica que alertó de que en un camino cercano al hotel María Luisa de Rute había una persona tendida en la cuneta de la carretera. Los agentes encontraron a una persona de unos 30 años que se encontraba tumbado, con la cara ensangrentada, ebrio e incapaz de articular frase inteligible alguna, tanto por su desconocimiento del idioma, como por encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Ante la gravedad de las heridas que presentaba la víctima, fue trasladada al Hospital Infanta Margarita de Cabra, donde se le apreció que presentaba falta de movilidad y sensibilidad en varios miembros y extremidades. La víctima no llevaba documentación, aunque se pudo averiguar que en un cortijo de la zona trabajaba un rumano que coincidía con las características de esta persona y que no había acudido al trabajo el día 31.

También se comprobó que a esta persona se le estaba tramitando la documentación en una gestoría de Rute, lo que permitió su plena identificación. Posteriormente, la víctima tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario Reina Sofía, desde donde fue evacuado hasta el hospital de tetrapléjicos de Toledo. Las primeras investigaciones permitieron a la Guardia Civil saber que la agresión se había producido en la madrugada del pasado día 30, y habría sido cometida por varios grupos de personas que se ensañaron con la víctima, quien no ofreció resistencia alguna dado el estado de embriaguez en el que se encontraba.

Los procesados, entre los que se encontraban mayores y menores de edad, le robaron el dinero, unos 600 euros, una cadena, el teléfono, documentación y un anillo de oro, que se encontró en poder de uno de los menores detenidos, que había grabado sus propias iniciales en una joyería de Rute.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios