Córdoba

La Junta insiste en que la carrera oficial no ha dañado a la Mezquita

  • Cultura descarta que los palcos hayan causado desperfectos al monumento

Un operario trabaja en la parte de carrera oficial ubicada en el Patio de los Naranjos. Un operario trabaja en la parte de carrera oficial ubicada en el Patio de los Naranjos.

Un operario trabaja en la parte de carrera oficial ubicada en el Patio de los Naranjos. / el día

¿habrá llegado ya el culebrón de la ubicación de la carrera oficial de la Semana Santa al final de su temporada 2018? Ayer, el protagonista del que puede ser el último capítulo de ese culebrón fue el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, quien insistió en que la carrera oficial no ha dañado a la zona patrimonial en la que estaba ubicada, en el entorno de la Mezquita-Catedral, ni a este monumento, contradiciendo las denuncias vertidas hace unos días al respecto por la Plataforma Mezquita-Catedral, Patrimonio de Tod@s. El colectivo arremetió contra la Administración autonómica a través de un informe de denuncia, que presentará ante Icomos, el Defensor del Pueblo y la Dirección de Patrimonio de la Junta, por la instalación de las estructuras de los palcos de la carrera oficial de la Semana Santa en el monumento y el posible daño que se haya podido causar sobre éste. El portavoz de la plataforma, Miguel Santiago, acusó directamente a la Delegación de Cultura de la Junta y a su responsable, Francisco Alcalde, de permitir esta instalación cuando, añadió, "no ha habido estudio previo ni autorización preceptiva". La plataforma considera a la Junta de Andalucía la responsable de lo que califica como un "atropello", aunque también se acusó al Ayuntamiento de una dejación de funciones al depositar en la Agrupación de Cofradías la competencia de realizar esta instalación.

"La Semana Santa se ha celebrado con normalidad y con buen resultado para la ciudad, además de sin ningún daño para el patrimonio", defendió el consejero, quien añadió que "la primera obligación que tiene la Junta Andalucía es hacer valer sus competencias y tutelar para que se respete y se proteja el patrimonio". No obstante, refirió que en la Junta entienden "la preocupación que pueda existir en algunos colectivos ciudadanos, por lo que vamos a trabajar desde ya con el Ayuntamiento y la Agrupación de Hermandades y Cofradías, para que no se plantean las dudas que han surgido este año. Según puntualizó, el objetivo es "anticiparse para garantizar la protección del patrimonio, pero, al mismo tiempo, para que los ciudadanos de Córdoba puedan disfrutar también de su Semana Santa; nos vamos a anticipar para que no haya ningún tipo de controversia, y así dar las máximas garantías para que la próxima Semana Santa se haga aún mejor", sentenció. "Ahora toca pensar en positivo, pues el resultado de la Semana Santa ha sido bueno para la ciudad de Córdoba y el patrimonio ha estado protegido", insistió.

En capítulos anteriores de este culebrón se vivieron diferencias entre los socios de gobierno municipales -PSOE e IU- por la ubicación de la carrera oficial. El primer teniente de alcalde, Pedro García (IU), ofreció un argumentario totalmente opuesto al que ya dio en su día el edil de Seguridad, Emilio Aumente (PSOE), su socio de gobierno en Capitulares. No obstante, las declaraciones de García se centraron en la carrera oficial, mientras que las que dio Aumente se refirieron a la seguridad de las procesiones e hizo una valoración "muy positiva" de la Semana Santa. El primer teniente de alcalde aseguraba que desde las filas de IU "no compartimos para nada el balance del PSOE". Así, manifestó en varias ocasiones que el actual modelo de la carrera oficial "divide y excluye". "Hay realidades objetivas que van más allá de que una persona sea de izquierdas o de derechas, progresista o conservador; es simplemente una cuestión de sentido común, ya que no puede haber una carrera oficial ni ningún evento que haga daño al patrimonio y lo gestione mal", sentenció. Urbanismo y la Comisión de Patrimonio de la Junta emitieron sendos informes en los que cuestionaban el montaje de la carrera oficial debido a la colocación de algunos anclajes en los muros de la Mezquita-Catedral. García incidió en el resultado del citado informe que señalaba que la instalación de los palcos de la carrera oficial provocan "daños" e incumple la ley de Patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios