La Junta escolarizará "de la mejor manera posible" a los niños excluidos

  • Parte de los 132 menores en espera de colegio han sido admitidos en el centro elegido por la ampliación de ratio · Educación reconoce 226 casos en los que se solicita incrementar el número de niños por aula

Comentarios 3

La Junta de Andalucía envió ayer el mensaje a la comunidad educativa que el problema de los niños sin plaza en la concertada se va a solventar "de la mejor manera posible". En el seno de la comisión de escolarización, quedó claro que aún no se ha concluido el trabajo de asignar una plaza para cada niño pendiente de matrícula, aunque una parte de los casos ya se habrían solventado mediante la ampliación de ratio de algunos de los centros elegidos por las familias, informó Emi Serrano, de la patronal de centros concertados, CECE.

En principio, el problema se circunscribe a 132 niños, de los que 92 han tramitado su matrícula de infantil en la concertada y otros 40 han sido excluidos de centros públicos por desajustes entre la oferta y la demanda. Se trata de menores con hermanos en el colegio elegido y que, por distintas causas, no han sido aceptados en la primera opción elegida por sus familias. Inicialmente, la tesis de la Junta pasaba por recolocar a los niños en colegios públicos donde sí existiesen lugares disponibles, entre los que se encuentran los ubicados en el barrio de Las Moreras. Dicha alternativa había sido severamente criticada por las organizaciones defensoras de la escuela concertada al asegurar que vulneraban el derecho de los padres a elegir el centro en el que quieren que sus hijos cursen estudios.

Desde CECE, aseguran que la comisión de escolarización sirvió para escenificar un cambio de actitud de los responsables de la Junta en esta materia. Según esta versión, la Delegación de Educación estaría dispuesta a solventar este problema sin que se derivara en un conflicto con las familias, que estarían obligadas a separar a los hermanos en distintos centros escolares de la ciudad. Desde la organización, se asegura además que este año se ha producido una reducción de las reclamaciones de las familias, entre otras cuestiones, porque el proceso de escolarización sólo afecta a los niños de tres años.

La Junta de Andalucía ya ha reconocido que, hasta el momento, se habrían solicitado que 226 niños excluidos inicialmente entren en el centro mediante el proceso de ampliar la ratio, la relación de los niños que debe estar en el aula para garantizar una mínima calidad educativa. Las fuentes de la Junta aseguran que ello implica un decremento con respecto al año pasado, cuando se registraron 243 peticiones para que los niños fuesen aceptados en un centro escolar mediante un proceso extraordinario. Las fuentes de la Delegación de Educación informan de que, probablemente, la mayor parte de las solicitudes acaben siendo aceptadas tanto en colegios públicos como en concertados (privados pero sostenidos por fondos de la comunidad autónoma).

El debate de fondo, no obstante, sigue siendo de cantidad y calidad. En cada proceso abierto de escolarización, muchas más familias reclaman plaza en los centros privados que subvenciona la Administración por razones de imagen de calidad y de ideario que los lugares disponibles en función de los presupuestos que se destinan desde la Consejería. Así, el debate abierto pasa por incrementar el dinero que se destina la concertada para dar respuesta a la demanda o, en su caso, dirigir a los niños a los centros públicos contra la voluntad de una parte de las familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios