La Junta descarta la meningitis como causa de la muerte de la niña de 7 años

  • Salud confirma de este modo que este caso y el del niño de cuatro años de la misma localidad ingresado en el Reina Sofía por esta bacteria "no tienen relación"

La Delegación de Salud ha descartado la meningitis como causa del fallecimiento de la niña de siete años de Puente Genil después de que los resultados microbiológicos realizados en el Reina Sofía hayan dado negativo para la infección meningocócica. No obstante, hasta la tarde de ayer la principal hipótesis de la muerte de la pequeña la madrugada del martes era un infección generalizada por esta bacteria. Los resultados de las pruebas concluyeron sin embargo que el shock séptico se debió a otro tipo de enfermedad que aún está sin determinar. De este modo, la Junta de Andalucía confirmó que este caso y el del niño de cuatro años de la misma localidad que está ingresado en el centro sanitario de la capital con meningitis confirmada no tienen relación alguna, ya que se trata de patologías diferentes. En cuanto al caso del niño de cuatro años, los resultados de los análisis practicados en Córdoba se mandaron a Madrid para determinar el serogrupo por infección meningocócica al que pertenece la enfermedad.

En el momento en que Salud tuvo la sospecha de que había dos posibles casos de meningitis en Puente Genil, activó su protocolo de emergencia para prevenir otros contagios. Los técnicos de la Junta realizaron la encuesta epidemiológica a los familiares y personas próximas a los menores, del mismo modo que dispensaron el tratamiento quimioprofiláctico -a base de antibióticos- como medida preventiva. El director del colegio de la niña fallecida, Manuel Arroyo, explicó que la respuesta de Salud tras la repentina muerte de la alumna fue inmediata. "Me llamaron el día 18 y me dijeron si era capaz de reunir en el centro a los compañeros de clase y a sus padres", explicó. Durante la reunión, un médico del SAS entregó las dosis del antibiótico a los padres para que se las suministrasen a sus hijos y les informó de cómo se podía contagiar la enfermedad.

El jefe del Servicio de Salud, Francisco Antón, indicó en este sentido que la Delegación ha seguido el protocolo desde el principio, ya que el domingo se sometió a tratamiento quimiprofiláctico a sus familiares, compañeros de clase y profesores de ambos menores, "porque preferimos la contraindicación al riesgo que supone la aparición de nuevos casos por esta bacteria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios