La Junta da por hecho que habrá otro cinco estrellas en Poniente

  • La torre de ÑXXI acogerá un establecimiento de lujo cuya explotación se negocia con varias operadoras interesadas · El Gobierno andaluz asegura que se crearán 2.389 plazas nuevas a corto y medio plazo

Las cadenas hoteleras siguen apostando por Córdoba como una ciudad clave para instalar sus proyectos comerciales. En los últimos años, la oferta ha crecido en la capital, sobre todo en lo que se refiere a los establecimientos de alta gama, con la apertura de dos hoteles de cinco estrellas: el Hospes Palacio del Bailío y el AC Córdoba Palacio que se inauguró el pasado mes de mayo sobre el solar del antiguo Meliá. La Junta de Andalucía, responsable de las políticas sobre la oferta turística, da por hecho que el barrio del Cortijo del Cura, en Poniente, contará con el nuevo hotel de cinco estrellas de la ciudad. El proyecto se desarrollará en la torre que proyecta la empresa ÑXXI, que ha iniciado conversaciones con varias operadoras. Las más interesadas en el proyecto son Barceló, Hotusa y la norteamericana Sheraton. La torre se convertirá así en un polo de servicios al estar centrada en un proyecto de desarrollo terciario.

No es el único hotel en el que se está trabajando para promover su apertura. La promotora Montealto prevé inaugurar a finales de 2010 el hotel Gran Capitán, situado en la avenida de América, un cuatro estrellas superior de 114 habitaciones y que será gestionado por Confortel. Este alojamiento está enmarcado en un proyecto desarrollado por Montealto que integra además una zona residencial de lujo de 47 viviendas, cinco plantas de aparcamiento y más de 5.000 metros cuadrados de oficinas. La falta de establecimientos de alta gama siempre ha sido uno de los puntos débiles del turismo cordobés, pues se restringía en cierta medida la llegada de un segmento de turistas de alto poder adquisitivo. Sin embargo, en los próximos años esta carencia se verá más que suplida ya que, a los anteriores, habría que sumar el hotel que albergará el Palacio de los Guzmanes, en el Realejo, también de cinco estrellas así como el hotel con encanto de la casa de las pavas, en la Judería.

La Junta también informó de otros proyectos que han llegado hasta la delegación de Turismo. En concreto se trata de otros tres establecimientos de cuatro estrellas que estarían ubicados en la calle San Fernando, en la zona del Fontanar y en la Puerta de Almodóvar. También se han proyectado cuatro hoteles de tres estrellas, seis de dos y otros tres hostales. En total, la provincia contará con 2.389 plazas hoteleras más en los próximos tres años, el periodo en el que se prevé que estén culminados todos estos proyectos. No obstante, en este informe no se recogen los posibles cierres de establecimientos que podrían suceder en este tiempo. En la actualidad Córdoba cuenta con un total de 9.648 plazas disponibles, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El nivel de crecimiento de los hoteles no se está produciendo al mismo ritmo que otros años, cuando hasta la Delegación de Turismo llegan expedientes para la creación de entre 3.000 y 4.000 plazas. Parece que la crisis está detrás de esta reducción, que también hay que achacarlo a que la oferta no puede sobrepasar en exceso a la demanda. En este sentido, la Junta ha expresado en alguna ocasión la necesidad que tiene la provincia de contar con un mayor número de alojamientos, ya que los establecimientos se colapsan en algunas fechas señaladas. Los responsables de los hoteles han mostrado una postura radicalmente opuesta, pues consideran que la oferta es adecuada a la demanda.

Aunque 2008 no va a ser un ejercicio tan positivo como el año pasado, la provincia se está consolidando como destino turístico, lo que tiene que ir acompañado de una oferte hotelera acorde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios