La Junta autoriza el comedor del colegio Joaquín Tena Artigas

  • La construcción del servicio, que será a través de una empresa de catering, cuenta con un presupuesto de unos 180.000 euros y su obra durará seis meses

Por fin. El colegio Joaquín Tena Artigas contará el año que viene con un comedor escolar. Con su construcción, los padres del centro ven cumplida una de sus demandas históricas.

El Ente Público de Infraestructuras y Servicios Educativos ha dado luz verde a la construcción de este servicio, que incluye, además, una cocina de catering. Según informaron ayer a este diario fuentes de la Delegación de Educación, la construcción de ambas instalaciones cuenta con un presupuesto que supera los 183.000 euros, si bien no pudieron concretar cuándo darán comienzo las obras. La previsión que manejaba la dirección del colegio, ubicado en la barriada periférica de Alcolea, era que el comedor, que atenderá a 120 alumnos, empezara a funcionar en enero del próximo año. El proyecto de ejecución tiene un plazo de ejecución de seis meses, por lo que todo apunta a que el servicio de comedor no se pondrá en marcha hasta final de curso o hasta el próximo mes de septiembre, cuando comiencen las clases del curso 2008-2009. No obstante, las citadas fuentes subrayaron que la tramitación de las obras del nuevo comedor escolar, que llevará a cabo la empresa Urpaca, ha sido de carácter urgente.

Muchos son los colegios que cada año solicitan a la Delegación de Educación la construcción de un comedor en sus instalaciones. Un buen ejemplo de ello es la petición que desde hace más de tres años mantiene el colegio de Educación Infantil y Primaria Mediterráneo, ubicado en la zona del Parque Figueroa. Sin embargo, su petición no ha tenido una respuesta positiva desde la Administración autonómica hasta la fecha, a pesar de las continuas reclamaciones que plantea la asociación de madres y padres de alumnos del colegio.

El Ente de Infraestructuras Educativas de la Consejería de Educación comenzó a licitar a principios del mes de octubre las obras de construcción de los comedores escolares para los centros que este curso debían incorporar este servicio. Como ejemplo, están los casos del colegio Sor Felipa de la Cruz de Belalcázar y el del centro Europa, en la capital. La dirección de este último preveía que el servicio de comedor estuviera listo durante el segundo trimestre de este curso; sin embargo, las obras no han dado comienzo.

El coste que tiene para las familias el uso del comedor apenas roza los tres euros diarios. Este curso son 109 los centros educativos de la provincia que cuentan con este servicio, mientras que 103 disponen de aula matinal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios