La Junta deja ahora en manos del Ayuntamiento el futuro de Cosmos

  • El consejero matiza su postura y la alcaldesa asegura que se mantendrá la innovación del PGOU

Isabel Ambrosio y José Fiscal, en una foto de archivo. Isabel Ambrosio y José Fiscal, en una foto de archivo.

Isabel Ambrosio y José Fiscal, en una foto de archivo. / josé martínez

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, matizó ayer las declaraciones efectuadas en sede parlamentaria y en las que sentenciaba que Cosmos tenía permiso para valorizar gustara "más o menos". Estas palabras las pronunció el responsable autonómico el pasado jueves y ayer les añadió un matiz que hacía cambiar el fondo del asunto. Sí, Cosmos tiene todos los permisos en regla para utilizar residuos como combustible, pero, apuntó Fiscal, "otra cosa es el lugar en el que se asiente esta actividad". De esta forma, la Junta sacó balones fuera y los depositó sobre el tejado del Ayuntamiento que, a fin de cuentas, insiste en innovar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que Cosmos no pueda utilizar la valorización en el casco urbano. El consejero puntualizó que si el Consistorio entiende que Cosmos desarrolla una actividad en una zona "que no se corresponde con la ordenación del territorio", la actividad "no podrá autorizarse o habrá que reconducir la autorización". Y eso, manifestó, "la Junta lo respeta y no entra". Fiscal incluso afirmó que entiende el "celo" que pueda tener el Ayuntamiento en la actividad desarrollada por la empresa, una actividad que, por otra parte, está avalada por la Unión Europea y se utiliza en numerosos puntos de España.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, también se pronunció ayer sobre el asunto y consideró que lo afirmado por Fiscal en el Parlamento no introducía nada nuevo en un debate que sigue alargándose. De esta forma, Ambrosio aseguró que no existe novedad alguna alrededor de la situación de la cementera e insistió en que la Junta es, a través de la Consejería de Medio Ambiente, la administración que determina cómo se ejerce la actividad -a través de los distintos permisos-, pero que es el Ayuntamiento el que decide "dónde" puede ejecutarse. La regidora cedió a la Junta toda la autoridad que tiene en este asunto, pero defendió también la materia que gestiona el gobierno municipal. Así, apuntó que "en el mismo sentido que se acepta y respeta el ámbito de competencias de la Junta en el cómo, se va a hacer valer también el ámbito de competencias que tiene el Ayuntamiento a la hora de decidir el dónde".

Posición distinta, o al menos una lectura diferente, es la que le dio el primer teniente de alcalde, Pedro García, a las palabras de Fiscal. Y es que mientras la alcaldesa entendía que el consejero no había introducido nada nuevo al debate y las posiciones estaban exactamente igual que antes, el presidente de la Gerencia de Urbanismo se alegró de que Fiscal "haya rectificado" su posición. Para García, aclarar las competencias de cada administración, que es lo que hizo Fiscal ayer, es lo que tendría que "haber dicho el primer día". El delegado de Urbanismo entiende así que el consejero "tiene que situarse al lado de las decisiones políticas que están tomando sus compañeros"; es decir, los socialistas, y que no es otra, añadió, que situar la salud de las personas "por delante de las cuestiones económicas de las multinacionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios