El Instituto de Deportes despedirá a 25 trabajadores en una semana

  • El consejo rector de la entidad aprueba el primer Expediente de Regulación de Empleo realizado en una organización muninicipal con un gasto de 490.000 euros

El consejo rector del Instituto Municipal de Deportes aceptó en la tarde de ayer la aprobación del primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que lleva a cabo una organización del Ayuntamiento de Córdoba. No existen prácticamente precedentes de una medida tan dura de contención del gasto, que afectará a 25 personas; en su mayor parte, a trabajadores interinos que empezaron a trabajar en la entidad a partir de 1997 así como un número menor de laborales fijos con el objetivo de aplicar las determinaciones del plan de ajuste aprobado por el Pleno del Ayuntamiento la pasada primavera.

A los afectados se les aplicará la reforma laboral con indemnizaciones de 20 días por año trabajado con un tope salarial de un año. Inicialmente, se negociaron una serie de medidas de contratación temporal para los afectados de forma que se pudieran contar con ellos para periodos concretos o para las empresas que trabajen para el Instituto aunque no hubo acuerdo en esta cuestión y finalmente no se llevarán a efecto como sí tiene que ocurrir en el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec). Los despidos en el Instituto de Deportes se llevarán a efecto el próximo diez de diciembre, según la documentación obrante en el expediente. Entre las distintas partidas de gasto, el Consistorio tendrá que destinar algo menos de medio millón de euros para el pago de finiquitos e indemnizaciones así como para la realización de un convenio especial con la Seguridad Social para la cobertura de los trabajadores afectados mayores de 55 años hasta tanto lleguen a la edad de jubilación. En los trámites finales se ha producido una controversia entre un sindicato, CTA, y el Instituto sobre la inclusión en el Expediente de Regulación de Empleo de un trabajador no incluido inicialmente para el que el sindicato invoca la protección de los representantes de los trabajadores, que no pueden ser despedidos hasta un año después de dejar su puesto. La empresa alega que no existe esa protección. Izquierda Unida intentó paralizar el ERE hasta tanto quede claro si esa protección existe o no. La dirección de la empresa asegura que, si llegara a desmostrarse esa protección (que no comparte), readmitirá al trabajador en la plantilla del Imdeco.

Según lo previsto, el Imdeec realizará sus despidos a finales de este mismo año a la espera de que se produzca la convocatoria de las plazas actualmente ocupadas por interinos y que se convertirán en laborales fijos (no funcionarios) antes de pasar al organigrama municipal como área de Empleo. Todo ese proceso se encuentra recurrido. En Vimcorsa, hubo tres despidos que la empresa acaba de reconocer como improcedentes en un acuerdo extrajudicial el mismo día de la vista oral.

El consejo rector del Imdeco autorizó ayer un expediente disciplinario contra un trabajador de la entidad en el que se le separa durante tres años de empleo y sueldo como consecuencia de las diferencias halladas en un proyecto que llevó a cabo entre el presupuesto inicialmente previsto y el efectivamente realizado. El trabajador presentó alegaciones que fueron rechazadas con un informe del secretario general.

5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios