Instituciones y sociedad civil buscan alianzas por los derechos humanos

  • Carta Mediterránea organiza un programa de actividades para celebrar el 60 aniversario de la declaración y solicitar el compromiso de las administraciones

Córdoba fue ayer el marco en el que las diferentes administraciones públicas y miembros destacados de la sociedad civil festejaron el 60 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos. La jornada fue posible gracias a las actividades organizadas desde el viernes por Carta Mediterránea, una entidad civil que "busca a través del diálogo y el trabajo común fomentar las relaciones entre los pueblos mediterráneos". Para esta organización, recordar que la carta fue aprobada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas es "una acto de rebeldía ante los que aún se cuestionan, ridiculizan y pisotean las garantías fundamentales", aseguró el presidente de Carta Mediterránea, Álvaro Frutos Rosado, quien añadió que "debemos dejar un mensaje claro e inequívoco ante el mundo de la voluntad española en la defensa y garantía de los derechos humanos".

En este sentido se posicionó también el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, quien participó en la sesión inaugural junto con al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías; el presidente de la Diputación provincial, Francisco Pulido y a la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar. Moratinos recordó que España, Suecia y Noruega son los únicos países europeos que cuentan ya con un plan nacional de derechos básicos, que en el caso español fue aprobado el pasado viernes en el Consejo de Ministros y será presentado por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, mañana en Nueva York.

Muchas personas relacionadas con la defensa de los derechos esenciales del hombre se dieron cita pues en la capital para dejar claro que "aún queda mucho trabajo por delante para que los derechos básicos se cumplan en todo el mundo" y mostrar su compromiso con ellos. El vicepresidente primero y consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, manifestó en este sentido que, en una coyuntura económica como la actual, los presupuestos que "no deben bajar son los dedicados a la cooperación al desarrollo, a llevar a cabo los objetivos del milenio e incidir en aquellos países y sociedades que viven en una situación de extrema dificultad y pobreza". Asimismo, señaló la importancia que tiene a su juicio la asignatura Educación para la Ciudadanía de cara al futuro y lamentó la polémica política que su implantación ha tenido entre los "sectores más conservadores y el PP".

Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, destacó el papel de la provincia como ciudad de encuentro y destacó la necesidad de que el 60 aniversario "no sirva sólo para celebrar el hito que supuso la carta de los Derechos Humanos en 1948", sino que también valga para "establecer un compromiso por parte de todas las administraciones y hacerla realidad para todos los ciudadanos cuanto antes". A este respecto Moratinos señaló a los presos de Guantánamo y demandó al presidente electo de EEUU, Barack Obama, el cierre inmediato de esta prisión por ser "una anomalía jurídica" y "una atrocidad ética".

Por último, el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, aseguró que uno de los derechos más vulnerados es el de la alimentación y señaló el compromiso de la provincia a este respecto con la Declaración de Córdoba sobre el Derecho a la Alimentación y la Gobernanza Mundial de la Alimentación y la Agricultura de Sistemas, que presenta una serie de recomendaciones para dar más atención al trabajo relacionado con el hambre crónica y la crisis alimentaria. Además del acto inaugural y de las mesas redondas, las actividades se completan con una exposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios