Ingresa en el hospital tras matar a una anciana en una residencia

  • El detenido, de 59 años, se liberó de las sujeciones en plena noche y se metió en la habitación de una mujer con alzheimer, a la que golpeó con una zapatilla

El hombre detenido por matar a golpes a una compañera de residencia con alzheimer se encuentra ingresado en la unidad psiquiátrica del Hospital Provincial custodiado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y ahí se mantendrá hasta que el juez de guardia decida su futuro inmediato. Fuentes de la Fiscalía y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informaron ayer de que el arrestado, de 59 años, prestará hoy declaración ante el juez como presunto autor de un homicidio, que cometió ayudándose de una zapatilla.

Los hechos se produjeron sobre las 04.00 del miércoles, cuando el individuo -Antonio M. C.- logró zafarse del sistema de sujeción que lo mantenía en la cama y se dirigió a la habitación de otra residente, una mujer de 88 años con alzheimer en grado terminal. El individuo apenas se paseó ocho metros por los pasillos de la residencia El Yate, ubicada en la antigua N-IV, y cuando entró en la habitación le golpeó a la víctima en la cabeza, supuestamente, utilizando una zapatilla.

El director de la residencia, Miguel Peláez, informó de que el arrestado padece "dificultades de conducta por alcoholismo", aunque nunca antes había cometido ninguna agresión. Ni la víctima, que quedó malherida tras el ataque, ni su compañera tenían "capacidades de comunicación" -dijo Peláez- por lo que no pudieron alertar a los cuidadores de lo que ocurría. Fuentes policiales indicaron que, cuando el interno fue descubierto por un cuidador, llevaba las manos y una zapatilla ensangrentadas.

Mientras que la víctima era trasladada al hospital de la Cruz Roja -donde falleció sobre las 08.00 del miércoles-, el individuo fue arrestado por el Cuerpo Nacional de Policía como supuesto autor de un homicidio. Fuentes policiales informaron de que Antonio M. C. no pudo declarar en dependencias policiales por su estado de salud, por lo que fue ingresado en la unidad psiquiátrica del Hospital Provincial. El presunto homicida llegó a la residencia El Yate hace tres meses en situación de "urgencia social" llevado por la Junta de Andalucía, ya que se encontraba "en situación de abandono". Peláez dijo que el individuo tenía recetados fármacos debido a las alteraciones y los brotes que sufría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios