IU elige hoy en asamblea a su nueva dirección entre dos listas

  • Francisco Martínez y María José Moruno encabezan las candidaturas que pretenden liderar la coalición con los apoyos de la alcaldesa y Anguita, respectivamente

Comentarios 2

Dos candidaturas se disputarán durante la mañana de hoy en un hotel de la capital el futuro de la dirección política de Izquierda Unida. Francisco Martínez, ex concejal de Personal, y María José Moruno, ex portavoz municipal de IU y ex teniente de alcalde de Participación Ciudadana, son las personas que encabezan las alternativas que tendrán a su disposición los delegados de la organización política.

Francisco Martínez aparece como el candidato con más probabilidades de salir elegido ante los apoyos que le avalan. En primer lugar, ha sido avalado por la estructura del Partido Comunista, que aporta el grueso de la militancia dentro de Izquierda Unida y controla un buen número de delegados que concurren en la asamblea provincial. Además, ha recibido el aval del sector crítico de Rosa Aguilar y Andrés Ocaña. Pese a la confrontación de este grupo interno con las tesis del PCE tanto en Sevilla como en Madrid, en Córdoba han decidido sumarse a la opción de la hoz y el martillo, en parte por volver a jugar un papel de gestión en la dirección provincial.

María José Moruno tiene unos apoyos bastante más difusos. Se trata de un sector que podría calificarse de no alineados. Tiene relevancia cualitativa -que no cuantitativa- el hecho de que Julio Anguita haya optado por apoyar de forma expresa esta candidatura abandonado su tradicional abstinencia en la organización a nivel local y provincial, donde ha preferido estar en las sombras antes que en primera línea. No obstante, la presencia del ex alcalde en las refriegas internas cada vez es más continuada como se demostró con su apoyo a Marga Sanz, la candidata que perdió las primarias ante Gaspar Llamazares, o su presencia en la polémica sobre la elaboración de las listas a las municipales o el control de la dirección local.

Sólo la presencia de la lista que encabeza María José Moruno es en cierta manera un éxito para sus tesis. La razón estriba en los peculiares estatutos de Izquierda Unida que promueven la integración de las candidaturas en el caso de concurrir más de un aspirante a la dirección provincial. Así, el candidato ganador tiene que reservar un número de puestos en los órganos de decisión en proporción a los votos recibidos por el perdedor. Ello quiere decir que gane o pierda, los distintos sectores de la organización han de estar integrados en los foros de decisión, influyendo en las tomas de posición y recibiendo información pormenorizada sobre finanzas y asuntos organizativos.

Francisco Martínez no ha ocultado su malestar por la presencia de dos listas. Hasta el momento, se trabajaba con la tesis de unir fuerzas bajo una dirección que tuviera apoyos suficientes para hacer frente a los siempre convulsos momentos de IU. María José Moruno ha argumentado, mientras tanto, que su candidatura supone un elemento de renovación interna desde el debate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios