IU arremete contra el PP y acusa a Rafael Blanco de "ir por libre" en el gobierno

  • Asegura que Nieto miente en sus críticas sobre el Palacio del Sur y que copia las ideas de futuro defendidas por la alcaldesa

El grupo municipal de Izquierda Unida arremetió ayer, y de forma muy similar, contra el único grupo de la oposición, el PP, y contra sus socios de gobierno, el PSOE, en respuesta a las críticas recibidas tras el fracaso definitivo del Palacio del Sur. El edil de Urbanismo, Andrés Ocaña, cargó contra los responsables de ambos grupos, José Antonio Nieto y Rafael Blanco, a quienes acusó de actuar coordinadamente. Sobre su compañero de gobierno, el presidente de la Gerencia dijo que "va por libre" dentro del equipo de gobierno.

Sobre Nieto, que pidió la dimisión de la alcaldesa y del propio edil, Ocaña dijo que ampara todas sus declaraciones en "la mentira y la demagogia de una derecha que ya no tiene cabida ni el propio PP". El edil de IU dijo que Nieto "presenta como suyas propuestas que son una copia de lo que venimos diciendo en las últimas semanas". Sólo cabe entender esta forma de hacer política "en una persona llena de prejuicios, malos modos y prepotencia", ha comentado Ocaña para quien resulta de una "absoluta desfachatez" que critique mientras "presenta las mismas ideas de las que este gobierno viene hablado y que él conoce".

Las declaraciones de Nieto son "una constante falta a la verdad" y con ellas evidencia sus escasos conocimientos, ha asegurado Ocaña, quien le ha recordado que el coste que atribuye al recinto ferial, 600.000 euros, fue asumido por la Junta de Andalucía.

Ocaña recordó a Nieto que la situación actual no es imputable al equipo de gobierno que, "a diferencia de su obstinado deseo de obstaculizar cualquier proyecto beneficioso para Córdoba", trabaja para que "sean realidad cuantas más actuaciones positivas para la ciudad, mucho mejor". "Parece que en toda esta sarta de disparates, el PP le está lanzando una OPA sugerida al PSOE", dijo Ocaña, quien no entiende las afirmaciones del portavoz socialista sobre el devenir del proyecto del Centro de Congresos de Córdoba.

Ocaña recordó a Rafael Blanco que la política se hace con el presente, pero también con el pasado y proyectando el futuro. "Si conjugara todo y tuviera una mínima memoria, recordaría que su partido fue el padre de este proyecto y que siempre ha apoyado los pasos que se han ido dando como forma de refrendar la gestión realizada respecto de este proyecto", dijo-

Para el presidente de la Gerencia, las afirmaciones de Rafael Blanco son "contradictorias" con las afirmaciones del presidente de la Junta de Andalucía "que están en sintonía con lo que ha dicho este gobierno municipal". Ocaña también recordó a Blanco que su partido apoyó la adjudicación del proyecto a Ferrovial -que fue la única empresa que ofertó la gestión de usos- "tasada en 114 millones, una cifra que ni mucho menos se ha duplicado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios