El Hospital Reina Sofía realizó 141 trasplantes de órganos durante el año 2007

  • En Andalucía se han triplicado los injertos de donante vivo y han caído los de fallecidos por accidente en la carretera

El Hospital Universitario Reina Sofía ha realizado un total de 141 trasplantes de órganos durante el año 2007, procedentes tanto de donantes fallecidos como vivos, según informó ayer el coordinador autonómico de trasplantes, Manuel Alonso. Concretamente, el centro hospitalario cordobés realizó 48 trasplantes de riñones, 44 de hígados, 16 de corazón, 26 de pulmón y siete de páncreas. Esta cifra supone un leve descenso en cuanto al número de injertos de órganos sólidos realizados por el Reina Sofía, ya que en 2006 se alcanzaron los 160 trasplantes.

En total, en Andalucía se ha triplicado el número de trasplantes de donante vivo, hepáticos y renales, pasando de nueve en 2006 a 26 en 2007, mientras que descienden los donantes fallecidos en accidentes de tráfico, al haberse reducido las muertes por este tipo de sucesos en Andalucía un 16 por ciento.

Alonso señaló que de los trasplantes de donante vivo dos han sido de hígado -en 2006 hubo sólo uno- y que los cinco equipos andaluces de trasplantes renales emplean cirugía laparoscópica, que reduce significativamente las molestias del donante así como su hospitalización. Por este motivo, así como por la reducción de las donaciones procedentes de accidentes de tráfico, Alonso aseguró que tratarán de alentar las donaciones de vivos, ya que las procedentes de víctimas de la carretera disminuyeron en 2007 un 53 por ciento, pasando de 58 donantes por este motivo en 2006 a 27 en 2007. Y es que en 1991 los fallecidos en accidentes de tráfico suponían el 40 por ciento de todas las donaciones frente al 11 por ciento en 2007, con lo que el año pasado la disminución de donantes fallecidos por siniestros se ha visto compensada por otras causas. Aún así, el número total de donantes tuvo un ligero descenso en 2007 al pasar de 259 donaciones en 2006 a 245 en 2007.

En la actualidad esperan un trasplante 862 andaluces: 665 de riñón, 153 de hígado, 23 de pulmón, 12 de corazón y nueve de páncreas. La edad media de los donantes ha pasado de 35 años en 1991 a 55 en 2007. Este aumento supone una disminución del número de órganos, ya que si entre 15 y 44 años los donantes pueden dar todos sus órganos, a partir de esa edad se reducen al corazón y el pulmón. Alonso advirtió que si bien la tasa de donantes fallecidos de Andalucía y de España es de las más altas del mundo, la de donantes vivos -renales y hepáticos- es "muy escasa", de modo que si en Andalucía se sitúa en el 1,1 del total de los realizados, en Estados Unidos este porcentaje se eleva al 21 por ciento.

El coordinador destacó que la mayoría de donantes de órganos son mujeres -un 80 por ciento-, mientras que la mitad de los receptores son varones su edad media es de 51 años.

En cuanto al parentesco entre donante vivo y el receptor, de los 26 trasplantes efectuados el año pasado en Andalucía, 11 fueron de padres a hijos, ocho entre parejas, seis entre hermanos y uno entre amigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios