La Guardia Civil detiene a 189 conductores tras la reforma del Código Penal

  • Los agentes inician hoy una campaña para controlar la velocidad en la carretera

La Guardia Civil de Córdoba ha detenido a 175 conductores por conducir bajo los efectos del alcohol y a 14 por exceso de velocidad desde que entró en vigor la reforma del Código Penal en el que estas infracciones se consideran delitos.

El Instituto Armado informó ayer de que en el mismo periodo del pasado año, esto es, entre diciembre de 2006 y marzo de 2007, fueron 147 los conductores ebrios que se detectaron, por lo que se ha registrado un ligero aumento. En lo que se refiere a la velocidad, hoy comienza una campaña de seguridad en la que se prevé controlar a más de 50.000 vehículos hasta que culmine el operativo el 27 de abril.

Desde que entró en vigor el pasado 22 de noviembre la reforma del Código Penal, conducir a más de 200 kilómetros por hora en autovía, a más de 180 en carretera y a más de 110 en vía urbana, puede conllevar penas de cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios