Ginecología incorpora un plan para hallar las malformaciones a tiempo

  • La prueba para detectar el Síndrome de Down se adelantará al primer trimestre de gestación y combinará un análisis de sangre con una ecografía de alta definición

El Hospital Universitario Reina Sofía ha sido de los primeros centros sanitarios en incorporar un plan de diagnóstico precoz de las malformaciones, una prestación que en el plazo de 20 semanas es capaz de hallar cualquier tipo de anomalía en el feto.

Hasta la fecha, el Reina Sofía realizaba esta serie de pruebas sin seguir un criterio compartido con otros centros sanitarios, pero la puesta en marcha de este programa permitirá corregir algunas de las malformaciones que todavía se dan en los fetos o, si la mujer así lo deseara, interrumpir voluntariamente el embarazo de acuerdo a lo establecido en la ley. El baremo a tomar como referencia será el mismo en todos los hospitales de Andalucía, de modo que cualquier mujer embarazada podrá disfrutar sin distinciones de las continuas incorporaciones que se producen en el ámbito de la medicina fetal.

El jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del centro cordobés, el doctor Eduardo Arjona, subrayó que ya se ha incorporado un ecógrafo de alta resolución para realizar la prueba, pues requiere de una tecnología especial y un entrenamiento específico. Una de las principales ventajas de este programa genético es la posibilidad de realizar un screening del Síndrome de Down mucho másfiable. Para ello es necesario adelantar este cribaje al primer trimestre de gestación y no a partir de la semana 15 como se está haciendo en la actualidad, precisó el especialista, al tiempo que añadió que con el sistema actual se producen muchos falsos positivos, por lo que hay que recurrir a la amniocentesis. Ésta se trata de prueba prenatal más fiable, pues consiste en extraer una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea al feto para examinarlo. Se utiliza para diagnosticar, o con mucha mayor frecuencia, descartar la presencia de ciertos defectos congénitos y trastornos genéticos. De hecho, de las 600 amniocentesis que se realizan al año, sólo seis o siete dan positivo, puntualizó Arjona, lo que refleja que el cribado que se aplica en la actualidad no es demasiado fino. La nueva prueba -que el Reina Sofía pretendía incorporarla en octubre pero debido a un problema informático tendrá que ser a principios de 2009- combina una ecografía con un análisis de sangre, un sistema mucho más preciso que reducirá el número de amniocentesis de 600 a 250 ó 300 anuales.

Éste fue uno de los temas estrella abordados en decimoséptimo Congreso de la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia (SAGO) celebrado en Córdoba entre el 13 y el 15 de noviembre y que contó con la presencia de 300 ginecólogos españoles e internacionales de reconocido prestigio. La cita sirvió para discutir sobre los temas de más actualidad y controversia en este campo de la medicina.

Otro de los asuntos que se abordaron en este foro y que el Reina Sofía es uno de los hospitales de referencia es el tratamiento a través de laparoscopia de la endometriosis, una enfermedad crónica muy frecuente -afecta a más de 10% de las mujeres en edad reproductiva- que se acompaña de dolores abdominales intensos e incapacitantes, periodos menstruales muy dolorosos y esterilidad. El doctor Arjona avanzó que Córdoba acogerá en marzo un congreso organizado por mujeres que padecen esta enfermedad, el primero que se celebra a nivel nacional de estas características.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios