La Gerencia sopesa si la obra de la plaza del Potro debe alterar el pavimento histórico

  • Urbanismo deja para otra fase de la actuación la recuperación del triunfo y de la fuente

Comentarios 2

La Gerencia de Urbanismo sopesará durante el desarrollo de la restauración de la plaza del Potro si establecer cambios en el pavimento histórico de este rincón del Casco Histórico y que fue realizado a principios del pasado siglo. Todo dependerá, afirman fuentes de Urbanismo, del resultado que vaya dando la obra durante el proceso de desarrollo.

Inicialmente, el proceso consiste en una tarea laboriosa. Se han estudiado las 2.055 piedras que componen el pavimento para extraerlas y repararlas, cuando ello sea posible, o cambiarlas por otras parecidas existentes en el depósito municipal y extraidas de obras similares. La cuestión radica en que la Junta de Andalucía reclamó que se tuvieran en cuenta criterios de accesibilidad. Así, el proyecto apuesta por establecer un "itinerario virtual" que recorre la plaza en zigzag desde los apartamentos turísticos al Museo Romero de Torres, la Posada del Potro y la calle Lineros en una suerte de sendero. Para resumir, consiste en colocar piedras más planas que permitan pasar a personas que necesitan silla de ruedas o caminar con bastón.

Urbanismo aclara que, probablemente, no sea necesario adoptar esa medida. Los técnicos opinan que sólo el proceso de recuperación de la piedra -que fue labrada a mano por canteros, lo que le otorga esa textura especial- permitirá mejorar el paseo por la zona sin necesidad de adoptar ninguna decisión suplementaria. El sistema consiste en recuperar las piedras que se encuentren en mejor estado y cambiar las que estén rotas o no pertenezcan al pavimento original. El plan pasa por mantener la imagen "almohadillada" del Potro.

El proyecto original era mucho más ambicioso y ha tenido que ser reducido por razones de presupuesto. En esta ocasión, se ha dejado fuera la restauración de la fuente, en muy mal estado, y del triunfo. En ambos casos, se apuesta por una limpieza en superficie y, en el caso de la pila, por retirar los elementos añadidos. Tampoco consta en el proyecto definitivo el soterramiento del cableado de las fachadas, que tanto afea uno de los conjuntos más notables del casco.

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios