García dice que la "democracia cuesta dinero" e insiste en el referéndum

  • Ganemos asegura que "es un disparate" que la consulta sobre la carrera oficial no sea vinculante

Instalación de palcos y sillas para la carrera oficial en la Mezquita-Catedral. Instalación de palcos y sillas para la carrera oficial en la Mezquita-Catedral.

Instalación de palcos y sillas para la carrera oficial en la Mezquita-Catedral. / barrionuevo

Una consulta ciudadana y de carácter vinculante para refrendar, o no, que la carrera oficial se mantenga en el entorno de la Mezquita-Catedral. Es el mensaje que de nuevo lanzó ayer el primer teniente de alcalde, Pedro García, quien insistió en que se celebre este referéndum después de que el edil de Seguridad, Emilio Aumente, sugiriese la semana pasada llevar a cabo esta medida, pero cuyo resultado no fuera vinculante, aunque asegurase, posteriormente, que la carrera oficial no se va a trasladar. Una consulta para la que hasta la fecha no se ha calculado su coste económico, aunque García anotó que la "democracia cuesta dinero".

Sin embargo, en IU quieren que se celebre esta consulta ciudadana, al igual que, por ejemplo, ha hecho el Ayuntamiento de Sevilla para prorrogar un día más la Feria de Abril de este año o el Consistorio de Manuela Carmena en Madrid para llevar a cabo diversos proyectos urbanísticos. En su intervención, García recordó que este tipo de referéndum están incluidos en el Régimen de Participación Ciudadana del Ayuntamiento y anotó que el PP "votó a favor" del mismo.

Para llegar a convocar esta consulta, de manera previa se va a celebrar una reunión "con todos los agentes sociales" para que "se intente llegar a un acuerdo". En el caso de que no se llegue a ese consenso entre todas las partes implicadas, desde los vecinos hasta la Agrupación de Cofradías, el también delegado de Turismo señaló que "lo lógico es que se haga una consulta ciudadana". A su juicio, este tipo de medidas "deberían estar dentro de la normalidad". "Me parece una tomadura de pelo que se convoque una consulta y luego no sirva para nada", anotó el también edil de Turismo, quien subrayó que el modelo de carrera oficial que se ha puesto en marcha por primera vez este año ha generado mucha polémica en la ciudad y, ante esto, "hay que sentarse, reunirse y ponerse de acuerdo".

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, insistió por su parte en que le parecería "un disparate" que la consulta no fuese vinculante, porque "eso va en contra del propio proceso participativo en sí". Así, apostó por hacerla "con todas las garantías, según el Reglamento de Participación Ciudadana, y tendría que ser una conclusión al debate previo en la mesa de diálogo con todos los agentes implicados en el proceso". En este sentido, recordó que desde Ganemos Córdoba "ya hemos usado precisamente nuestras herramientas de participación y votación para definir nuestra postura sobre este tema de la carrera oficial, incluso ponemos a disposición de quien quiera esa herramienta para poder trabajar en ese camino". El concejal reiteró que "una consulta popular no puede convertirse en arma arrojadiza para imponer el criterio de unos sobre otros, sino que ha de ser la culminación de un proceso participativo y de diálogo, una oportunidad de impulsar consensos y de reivindicar esos valores de tolerancia y encuentro, por los que se conoce a Córdoba en la historia, hoy más necesarios que nunca", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios