La Fiscalía pide 28 años de cárcel para el acusado del crimen de Los Patos

La Fiscalía ha solicitado 28 años y nueve meses de prisión para Pedro M. P., de 28 años, por un delito de asesinato, por la muerte de la quiosquera de los jardines de Los Patos, Juana Victoria Domínguez, de 87 años. En esta pena también incluye dos delitos de robos cometidos a ella y a otra mujer en el mismo día, así como una agresión sexual a una joven. Según la calificación provisional del fiscal, los hechos, que serán juzgados el próximo 18 de diciembre, comenzaron sobre las 09.30 horas del 16 de octubre de 2006, cuando el acusado se dirigió al domicilio de D. R. M., en la plaza de San Lorenzo. Tras llamar a la puerta de la casa, ésta le abrió, ya que le conocía de haber realizado algunas reformas en su casa. El procesado le dio a la mujer un empujón y le puso en el cuello un objeto punzante, a la vez que le obligó a que se dirigiera hacia la caja fuerte. Para ello, D. R. M. avisó a la empleada de hogar para que le abriera, pero ya que ninguna de las dos sabía la combinación, la mujer le entregó 250 euros que tenía en ese momento y el acusado se marchó.

Ya cerca del mediodía, Pedro M. P. se dirigió a los Jardines de la Agricultura, donde se encontraba el quiosco de Juana Victoria Domínguez. Una vez allí, el arrestado entró en él y exigió a la mujer que le entregase el dinero que tuviera. Sin embargo, ella se negó y ante su respuesta el acusado sacó un cuchillo "de grandes dimensiones y con ánimo de causarle la muerte de forma súbita ", le asestó hasta 33 cuchilladas provocándole la muerte por taponamiento cardiaco por rotura cardiaca secundaria, según la calificación provisional. Acto seguido, el procesado, "con ánimo de beneficio", cogió unas monedas del quiosco, cuya cuantía no se pudo determinar, y se marchó.

Éste no fue el único delito que, supuestamente, cometió Pedro M. P. el mismo día, ya que apenas una hora después regresó al quiosco de Los Patos para recoger el cuchillo, a la vez que "aprovechó para prenderle fuego de forma intencionada", detalla la Fiscalía. Es más, sobre las 19.30, el procesado se dirigió hacia la Plaza de las Tendillas y se acercó a una joven a la que, "con ánimo libidinoso le tocó su órgano genital", por lo que fue detenido por la Policía Nacional. Los agentes, además, le intervinieron "un cuchillo de mango niquelado de 20 centímetros de hoja", añade.

Para el fiscal, todos estos hechos constituyen dos delitos de robo, por los que pide cinco años de prisión para cada uno; un delito de asesinato, por el que solicita 17 años y medio; una falta de daños y un delito de abuso sexual, reclamando por éste un año y tres meses. Por responsabilidad civil, pide 8.268 euros para cada uno de los dos hijos de la mujer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios