Educación Reivindicaciones del proceso de escolarización

Firmas para unir hermanos

  • Un grupo de madres del Salvador Vinuesa constituye la plataforma Hermano, ven a mi cole para que Educación modifique el sistema de concesión de puntos

Comentarios 2

En un colegio de Ibiza ya lo han conseguido, al igual que en otro centro educativo de Galicia. Las madres del Salvador Vinuesa no quieren quedarse atrás. Tanto en Ibiza, como en Galicia, un grupo de padres inició una campaña de promoción para intentar que sus gobiernos regionales modificaran la normativa para que la baremación concediese los mismos puntos al domicilio familiar que a los hermanos en el mismo centro.

Y eso es lo que quieren conseguir desde la plataforma Hermano ven a mi cole cinco madres del colegio Salvador Vinuesa, que tienen a sus hijos mayores en el centro, pero no han conseguido puntos suficientes para sus hijos pequeños entren en el mismo centro el próximo curso. Por eso, estas madres comenzaron ayer a recoger firmas con la intención de que la Consejería de Educación conceda la misma puntuación a los dos aspectos citados, ya que actualmente al primero le otorga diez puntos y al segundo seis. Así las cosas, los problemas de estas madres no han hecho nada más que comenzar, puesto que a partir del próximo mes de septiembre tendrán a sus hijos en colegios diferentes. Es el caso de Carmen Galera. Su hija mayor entrará en el colegio Salvador Vinuesa a la misma hora que su hijo pequeño en el centro Virgen de la Fuensanta. "No sé cómo lo voy a hacer", reconoce. Ante esta situación, Carmen indica que matriculará a su hijo "aunque no vaya". Y es que esta mujer aspira a que a finales de septiembre, una vez que concluya el proceso de escolarización de manera definitiva, "la Delegación de Educación recapacite y amplíe la ratio en el colegio Salvador Vinuesa".

En su lucha, este grupo de madres ha presentado numerosas reclamaciones ante la Delegación de Educación, ha impugnado las listas de admitidos y ha denunciado a 24 familias por una presunta falsedad de datos. Además, han solicitado la ampliación del número de alumnos por aula a través del sistema de reagrupación familiar. Galera se muestra confiada en que todos estos pasos tengan efectos administrativos y que "incluso el 30 de septiembre me llamen para poder llevar a mi hijo al Vinuesa".

Lourdes Morales es otra de las afectadas. Su hija mayor tiene plaza en el colegio de Huerta de la Marquesa y el próximo curso inicia sus estudios en Educación Primaria, mientras que su segundo hijo comenzará su etapa educativa en Infantil "en el colegio de Arroyo del Moro, que aún no está construido". "Así es imposible conciliar la vida familiar con la laboral; es cuestión de lógica que la situación de los hermanos prime antes que el domicilio", sostiene. Morales incide en que "no queremos que se hagan excepciones, sino que se cambie el decreto". Las madres continuarán con la recogida de firmas y están programando otros actos reivindicativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios