El Figueroa tendrá un sistema de riego propio para sus 21 jardines

  • El agua llegará a las zonas verdes desde un pozo cercano al barrio y se distribuirá por 2.500 metros de tuberías, por lo que no se abastecerá de la red de Emacsa

El Parque Figueroa dispondrá de un sistema propio para el riego de sus 21 jardines. Éste es el acuerdo alcanzado por los vecinos con el Ayuntamiento dentro del plan de mejora de esta zona de la ciudad, unas actuaciones que se iniciaron en 1998 con el arreglo de su primera zona verde y que se encuentran prácticamente concluidas. A cambio, los residentes -abanderados por la Asociación El Parque en las negociaciones con el Consistorio- se han comprometido a asumir el coste del abastecimiento del agua que llegará a sus jardines y la gestión de este recurso. El agua procederá de un pozo cercano a esta barriada que no formará parte de la red de la empresa pública de aguas de Córdoba (Emacsa) como sucede en una parte de los casos de parques y jardines de la ciudad. Se trata, por tanto, de una iniciativa pionera, tanto por el proyecto en sí como por el volumen de agua que se ahorrará esta entidad municipal.

De momento, según los datos facilitados a El Día por el colectivo del Figueroa, la ejecución de la nueva red de abastecimiento se encuentra bastante avanzada. De hecho, las únicas actuaciones que quedan pendiente son las que tienen que ver con la realización del pozo que permitirá el riego de los jardines, puesto que el Gobierno local ya ha instalado tanto las tuberías como las 120 bocas de agua de las propias zonas verdes. Sobre el pozo, el portavoz de la Asociación El Parque, Francisco Muñoz, señala que habrá que sondar el terreno para buscar agua, aunque la previsión es que se trate de un trabajo fácil a priori, ya que por esta lugar -situado en la falda de Sierra Morena- pasan algunos arroyos de la Sierra cordobesa. Una vez encontrada, el Consistorio podrá culminará las obras con la construcción del pozo.

Esta actuación municipal, en la que se incluye la dotación de la infraestructura necesaria para el riego, ha supuesto al Gobierno local un desembolso final de un millón de euros. En cifras totales, la superficie de zonas verdes en la que ha intervenido el Consistorio ha sido de 20.000 metros cuadrados y las tuberías dedicadas a la red propia de abastecimiento de agua tienen 2.500 metros de longitud. Sin embargo, hasta que no terminen las intervenciones destinadas a la construcción del pozo los jardines del Figueroa recibirán agua procedente de la red de Emacsa, tal y como han venido haciéndolo hasta ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios