Fepamic critica que las empresas incumplan el cupo de discapacitados

  • Hermoso denuncia que los sindicatos no luchan para que se aplique la ley

La Federación Provincial de Minusválidos Físicos de Córdoba (Fepamic) denunció ayer que la mayoría de las empresas no cumplen con el cupo de reserva que la Ley de Integración Social de Minusválidos establece. Según esta norma, todas las firmas de más de 50 trabajadores tienen que emplear, como mínimo, a un 2% de personas discapacitadas, cifra que asciende al 3% en las empresas públicas y al 5% en el caso de las administraciones. En este sentido, la federación criticó la falta de compromiso de los sindicatos en la lucha para que la ley se cumpla.

El presidente de Fepamic, Antonio Hermoso, señaló que con una tasa de paro del 75%, las acciones sindicales no se pueden quedar en una mera declaración de principios. Así, criticó que los sindicatos no empleen la misma fuerza para defender los derechos de los minusválidos como los de otros colectivos, con los que "sí van a manifestaciones y se concentran". Hermoso los acusó de que en muchos casos, la lucha de los sindicatos está "más dirigida a obtener representación en los comités de empresa que en velar por el cumplimiento de la ley" y criticó "el gran desconocimiento que tienen de la realidad de los discapacitados". En este sentido, el dirigente de Fepamic criticó, por ejemplo, que la sede de CCOO "no haya tenido una rampa de acceso hasta hace dos días", lo que demuestra, en su opinión, "falta de sensibilización".

Además, manifestó que los sindicatos "tienen el papel, según la Constitución, de ser los interlocutores entre los trabajadores y las empresas", de ahí que tengan que "luchar por todos los colectivos por igual y dar la talla". Y es que, para Hermoso, el trabajo de los sindicatos no lo pueden hacer "ni las federaciones ni los colectivos de personas discapacitadas, ya que quedamos excluidos por la Carta Magna en esta lucha".

Otro de los puntos que Hermoso denunció fue la "descalificación constante" que CCOO hace de los centros especiales de empleo, en los que el 70% de la plantilla son personas discapacitadas. En este punto, el presidente de Fepamic dijo que "no se puede despreciar ningún tipo de ayuda al empleo de minusválidos", ya que en la empresa ordinaria "nadie cumple con el cupo de reserva para este colectivo". Hermoso señaló asimismo que los sindicatos no hacen "un control exhaustivo del cumplimiento de la ley de integración social, ni en las empresas ni en las administraciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios