Exigen que se abovede un canal que pasa por el barrio Los Ángeles

  • Los residentes aseguran que la inseguridad es total y aseguran que es un peligro para los niños

Los residentes de la barriada Los Ángeles, en Alcolea, exigen que se abovede de inmediato un canal de la comunidad de regantes que atraviesa por mitad del barrio, y que carece totalmente de seguridad, según apuntó el presidente de la Asociación de Vecinos Poeta Rafael Alberti.

En este sentido, el representante vecinal aseguró que, en la mayoría de las calles por las que atraviesa el canal, éste "está tapado con chapas de metal muy endebles", por lo que van cediendo con el paso de camiones y coches. Sin embargo, la mayor preocupación de los residentes es el sector que "está en superficie y que sólo está tapado con una malla metálica". Este punto de "gran peligro", como lo calificó Reina, se encuentra en la intersección que hace la calle Iglesia con las vías Sargento León y Sanchillarejo. Y es que, en este sector del canal, la malla "ya ha cedido, porque la gente tira cosas, y cualquier día se va a meter un niño y va a aparecer en el río".

Por este motivo, los residentes piden que se abovede el canal y se dejen los registros necesarios, porque si no "esto va a ser un tragadero de niños", apuntó Reina.

Pero ésta no es la única demanda de los vecinos de Los Ángeles. El presidente de la Asociación de Vecinos Poeta Rafael Alberti señaló que el único parque infantil que hay está plagado de pulgas, por lo que demandan desde hace tiempo que el Ayuntamiento lo valle. Así, Reina manifestó que "el vallado ya está aprobado, pero aún no se ha hecho". Esta circunstancia, que se repite constantemente desde verano, hace que los niños del barrio no tengan donde jugar, puesto que "es un peligro para la salud de los pequeños".

Otra de las reivindicaciones históricas de los vecinos de esta zona es que se alquitranen las calles, se pongan más papeleras, fuentes de pedal y se haga un paseo peatonal del barrio de Los Ángeles a Alcolea.

Reina señaló en este sentido que de cara las pasadas elecciones municipales el Ayuntamiento "le lavo un poco la cara al barrio", pero que "aún quedan muchas cosas pendientes", como es un agente de policía para el barrio, sobre todo para la salida del colegio, que "está muy abandonada", así como un pediatra y un auxiliar técnico sanitario por las tardes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios