Estudian la contaminación de la ciudad analizando colmenas de abejas

  • El Consistorio y una entidad italiana desarrollan un proyecto que durará unos 30 meses

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento y el Consejo para la Experimentación en Agricultura, una entidad italiana, desarrollarán un proyecto de investigación durante los próximos 30 meses que servirá para medir la contaminación de la ciudad. Esta vez no serán estaciones atmosféricas las que analizarán el estado del aire, sino seres vivos: en concreto, abejas. El reto es crear una red de "biomonitoreo" que consiste, a grandes rasgos, en colmenas de Allis Mellifera, que es la abeja europea, la más común por estas tierras.

Según el texto del convenio, el desarrollo del convenio permitirá establecer estudiar "en tiempo real" la repercusión biológica que sobre las abejas tienen las sustancias contaminantes presentes en la atmósfera. Esa recogida de datos permitirá facilitar la toma de decisiones y mejorar la gestión de calidad ambiental así como "la planificación de distintos usos del territorio". Este proyecto se complementa con un estudio que realiza el Área de Medio Ambiente que dirige Francisco Javier Cobos (IU) en el que se está realizando un seguimiento de los metales pesados en la atmósfera de la ciudad, particularmente el cromo, el plomo y el níquel. Este proyecto se realizará mediante la asistencia técnica que está llevando a cabo la empresa Apoidea Soluciones Ambientales.

Gracias a la información que aporten las abejas, el Ayuntamiento asegura que podrá realizar un mapa con distintos niveles de bioseguridad, proponer medidas preventivas así como estudiar la posibilidad del uso de este sistema como herramienta de certificación de entornos urbanos y rurales. El proyecto tiene un coste conjunto de 1.500 euros, según el expediente que tendrá que aprobar la Junta de Gobierno Local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios