Emacsa asegura el abastecimiento de agua para los próximos tres años

  • Los pantanos que suministran a la capital han aumentado su capacidad considerablemente debido a las fuertes lluvias caídas durante los últimos días

Habían saltado todas las alarmas, pero la lluvia que ha caído en los últimos días en la capital ha propiciado que los embalses se hayan recuperado y estén a un alto nivel de capacidad. Los cordobeses tienen el suministro de agua garantizado durante los próximos tres años, según las previsiones del presidente de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa), Francisco Tejada, teniendo en cuenta la situación actual del Guadalmellato -principal fuente de abastecimiento de agua potable de la capital- a lo que habrá que unir las últimas lluvias caídas.

De hecho, y según las mediciones realizadas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el Guadalmellato ha recibido más de siete hectómetros agua en el día de ayer, una cantidad bastante elevada si se tiene en cuenta que Córdoba necesita alrededor de 0,1 hectómetros al día para cubrir toda la demanda. Las últimas lluvias han contribuido a que este embalse se encuentre a más del 83% de su capacidad, mientras que el año pasado por estas mismas fechas su nivel de ocupación se situaba al 73%. El de San Rafael de Navallana, otra de las presas que abastece a la capital, se encuentra al 45%, aunque en las últimas 24 horas ha recibido 2,4 hectómetros de agua debido a las últimas lluvias. El Guadanuño, que se encarga principalmente del consumo de la zona de Cerro Muriano, está prácticamente lleno, al 98% de su capacidad.

Otro de los datos que muestran el alivio que han experimentado los pantanos cordobeses es el caudal con que cuenta el río Guadalquivir a su paso por la localidad de El Carpio, 188,6 metros cúbicos por segundo, mientras que hace un año era sólo de 12 metros cúbicos. Esta situación deja un panorama bastante positivo para los consumidores cordobeses, aunque Tejada apuntó que eso no significa que "no haya que trabajar por un consumo cada vez más responsable". Es más, aseguró que aunque en Córdoba "ya somos excepcionalmente responsables en el consumo de agua, tenemos que seguir siéndolo más allá de que tengamos un magnífico pantano, con un agua estupenda que tendremos por mucho tiempo".

En el resto de la provincia, la situación también ha mejorado bastante gracias a las últimas lluvias y los pantanos han aumentado su capacidad. De hecho, en apenas cinco días las presas han aumentado sus reservas en algo más de 11,5 hectómetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios