Efectivos del Muriano irán en misión de paz a Líbano a mediados de 2009

  • La base militar celebra el Día de la Inmaculada, patrona del Arma de Infantería, con un desfile en el que participaron 900 soldados y donde se exhibieron 70 tanques, entre ellos el nuevo vehículo Leopardo

"Nuestra Brigada ha culminado su ciclo en Kosovo". El general de la Brigada de Infantería Mecanizada Guzmán el Bueno X (Brimz X), Ricardo Álvarez-Espejo, dio ayer por concluida la misión de paz del destacamento de Cerro Muriano en la antigua Yugoslavia, y avanzó que Líbano se convertirá el destino de la próxima misión de paz. Será "previsiblemente durante el segundo semestre" del año y el contingente participante lo compondrán 1.100 hombres, concretó el general, aunque aún no se ha determinado cuántos efectivos participarán de la base. Álvarez-Espejo avanzó estos objetivos durante la celebración de una parada militar en el acuartelamiento para celebrar el Día de la Inmaculada, patrona de Infantería. Alrededor de 2.000 personas asistieron al desfile, en el que participaron 900 soldados y en el que por primera vez se exhibió el carro Leopardo.

El Consejo de Ministros decidió en septiembre del año pasado la presencia española en Líbano y los primeros militares llegaron en octubre de 2006. A los mandos del Ejército se encuentra la denominada Brigada Multinacional Oriental, compuesta por efectivos de India, Indonesia, Nepal y Malasia. Durante este año también se ha incorporado una Compañía de Infantería Ligera de Polonia, con una sección preparada para llevar a cabo acciones antidisturbios.

Los militares españoles se encuentran desplegados entre la frontera israelí y el río Litani. Su base lleva el nombre de Miguel de Cervantes y está situada en el término municipal de Blat, en ellas cercanías del pueblo de Maryayún. El objetivo no es otro que cumplir la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que exige el alto el fuego en la frontera entre Líbano e Israel, destacó Álvarez-Espejo.

Mientras llega el momento de desplazarse a Oriente Próximo, los militares de la base cordobesa hacen sus maletas para volver de Istok (Kosovo). En esta misión -la tercera en la que participa la Brimz X- han participado 600 soldados. El martes es el día previsto para que vuelvan los militares. El vuelo de los soldados saldrá por la mañana del aeropuerto de Pristina y, si las condiciones meteorológicas no lo impiden, los militares aterrizarán al filo de las 19.00 en el aeródromo de Sevilla. Las unidades de la Brigada cordobesa que continúen en territorio kosovar volverán en los vuelos de los próximos 13, 17 y 20.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios