Devoción por la Virgen 'morenita'

  • Cientos de hermanos de buena parte de la provincia participaron en la procesión anual de la hermandadl recorrido El desfile de la Virgen de la Cabeza transcurrió por las calles de la Ajerquía, desde las 12:00 a las 15:00.

Comentarios 2

La hermandad de la Virgen de la Cabeza celebró ayer su tradicional procesión anual por las calles de la Ajerquía. Con este desfile -que recorrió San Fernando, Romero Barros, San Pedro, las plazas del Potro, Almagra y La Corredera, además de Maese Luis y Huerto de San Pedro el Real- la conocida como Virgen morenita recibió el último tributo de sus devotos. Y es que este desfile fue el punto y final de su semana romera, que comenzó el último domingo de abril con la Romería en el Santuario de Andújar, en el Cerro del Cabezo, y que continuó, en la capital, con el pregón de las fiestas de la hermandad, el pasado día 2 a cargo del director de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, Joaquín Criado Costa, y prosiguió con una eucaristía de acción de gracias, el sábado pasado.

Sin embargo, ayer fue un día "especial para los hermanos de Córdoba", apuntó el presidente de la hermandad, Juan Manuel Gómez Robles, quien destacó la gran importancia que tiene la imagen de la morenita, cuya romería "es la más antigua de España". Así, cientos de hermanos acompañaron a la Virgen en su paseo por las calles de Córdoba, que este añocoincidió además con la celebración en la ciudad de las Cruces de Mayo. Esta circunstancia motivó alguna que otra estampa curiosa, como el hecho de que la instalación situada en la propia iglesia de San Francisco y San Eulogio, desde la que cada año sale la Virgen de la Cabeza, así como la ubicada en la plaza de la Corredera tuvieran que apagar la música, típica de estas fiestas, para dejar que los costaleros de la Hermandad de las Penas de Santiago, con paso solemne y pausado, mecieran la imagen. La conjunción de la estampa más folclórica de la ciudad con la imagen de la devoción llenó, sin embargo, de encanto y color el desfile de la morenita.

El fervor por la morenita es tanto que ni el presidente de la Hermandad, ni la hermana mayor, María Rey, supieron describir con palabras qué se siente siendo devoto de la Virgen de la Cabeza, ni cuánta es la devoción y el amor que un romero tiene por ella. Como cada año, en la procesión hubo representantes de varias cofradías, como la de Baena, El Carpio, Rute, Bailén y Andújar, cuyo hermano mayor, Casimiro Ávila, señaló "el honor que supone participar en esta procesión y colaborar con todas las cofradías filiales". El desfile no defraudó a nadie, ni siquiera a los que se la encontraron por casualidad mientras tomaban un medio en la barra de una Cruz, y es que la morenita, a pesar de su reducido tamaño, vale mucho", apuntó uno de los hermanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios