Detenido un estafador que usó 15 identidades falsas para robar más de 700.000 euros

  • Los investigadores encontraron documentación falsa en un hotel donde se alojaba el arrestado

La Policía Nacional ha detenido en Córdoba a un individuo como presunto autor de los delitos de falsedad documental, estafa y atentado a agentes de la autoridad. El Cuerpo informó ayer de que la operación policial, denominada Marco, ha permitido localizar a un estafador que llegó a utilizar hasta 15 identidades falsas para obtener más de 700.000 euros.

La investigación se inició cuando agentes especializados en prevención de la delincuencia tuvieron conocimiento de que una persona de origen extranjero estaba abriendo numerosas cuentas bancarias en la zona centro de Córdoba. Ante esto, agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana procedieron a identificación, momento en el que al verse sorprendido por la acción policial huyó por las calles del casco histórico, llegando a arremeter contra los agentes en el momento de su detención.

La Policía destacó que una vez en dependencias policiales de Campo Madre de Dios, los agentes localizaron entre sus pertenencias diversa documentación fotocopiada de al menos cinco identidades distintas, todas ellas de la República de Italia. Igualmente le fueron halladas cartillas de cuentas bancarias abiertas en los últimos días, tarjetas de crédito y de coordenadas de banca online y una llave magnética de un hotel de la zona Norte de la capital. Allí, en una de las habitaciones la Policía encontró cartas de identidad italianas, permisos de conducir del mismo país y documentos identificativos de organismos oficiales de diferentes identidades; todas tenían fotografías del ahora detenido, las cuales una vez examinadas resultaron ser falsas y de al menos 15 identidades distintas que vendría utilizando. Además, en un doble fondo de una maleta, se halló una carta de identidad, permiso de conducir, tarjeta de la seguridad social todas ellas a nombre de una persona de origen rumano y al parecer con residencia en Roma (Italia), la cual y tras consultar a través de Europol con las autoridades de distintos países, a la postre resultó ser la identidad verdadera del detenido.

De manera paralela, los investigadores pudieron averiguar que esta persona se pudiese dedicar a realizar estafas en internet como el alquiler de viviendas. Para ello utilizaba las cuentas abiertas con documentación falsa donde alojaba los fondos que iba recaudando de la actividad delictiva. Los agentes constataron que esta persona se encuentra inmersa presumiblemente en al menos 150 hechos los cuales se siguen analizando y poder valorar el total de lo estafado, cuya cifra pudiese ascender a más de 700.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios