Fútbol El Córdoba B cae frente al San Fernando CD (0-3)

La historia de Córdoba

Descubren un yacimiento califal de dos hectáreas de extensión

  • Los arqueólogos dejan al descubierto trazas de grandes muros, de 1,80 de grosor, y el pavimento de los patios de un gran edificio · Los primeros análisis aseguran que se podría tratar de una sede oficial

El subsuelo del plan de sectorización de la Huerta de Santa Isabel Oeste, al Norte del barrio de Miralbaida, ha deparado la sorpresa de un gran yacimiento arqueológico. Los expertos que trabajan en la gestión de las investigaciones califican los hallazgos que se han producido hasta el momento de “monumentales”, “muy importantes” e inesperados. La construcción que ha aparecido en el subsuelo gracias a las investigaciones realizadas no habían sido avanzadas en los estudios previos y, según los expertos, están en buen estado de conservación.

Las fuentes consultadas aseguran que los hallazgos encontrados hasta el momento consisten en unos muros de gran porte, de 1,8 metros de anchura a soga y tizón (una forma de construir propia de la época), lo que da idea de la relevancia y la contudencia de la edificación. Además, ha aparecido buena parte del pavimento interior de una construcción de relevancia, probablemente patios interiores donde se desarrollaba algún tipo de actividad. Lo relevante del asunto es que se trata de una edificación de cierta importancia que bien podría ser, a  juicio de las primeras observaciones, una sede administrativa o de carácter militar datada en la época califal, en torno al siglo X, con Abderramán III o Alhakén II en el poder. Se trata de la época de mayor esplendor de la historia de Córdoba, donde el poderío político, militar y social llegó a su punto álgido y donde se acometieron alguno de los grandes hitos arquitectónicos, como el inicio de Medina Azahara, la Mezquita Aljama y su posterior ampliación al Sur o la creación de centros administrativos y de poder.

El edificio que ha aparecido no es arrabal, el modelo urbano de los barrios populares amurallados de la periferia que proliferaron al Oeste y al Este de Córdoba, ni está rodeado del mismo. Los mapas que se establecen en la bibliografía especializada dejan los arrabales de Poniente bastante alejados de la ubicación del yacimiento arqueológico. Se trata, pues, de una edificación singular de planta rectangular, ubicada en el mismo eje de la enorme construcción de la llamada Almunia de Turruñuelos, más pequeña que ésta y conectada con ella mediante un camino que parte de su puerta Sur, según se ha podido constatar por las investigaciones. También se descarta que se trate de un edificio de uso residencial  como una almunia (donde se mezcla esta función con las propias de carácter agropecuario), que además solían generar arrabal a su alrededor.

Los investigadores hablan del asunto con la reverencia propia de un gran hallazgo pero con la cautela necesaria de quien no ha terminado de trabajar. Pese a que es probable que nunca se sepa a ciencia cierta de la función que tuvo la edificación, sí se conoce la existencia de una serie de instalaciones de la época dedicadas al pertrecho del ejército, al acopio de armamento o al trabajo administrativo para el territorio controlado por el califato a la que es necesario poner ubicación exacta por parte de los investigadores.

Prueba de la potencia del yacimiento es su extensión. Los primeros cálculos realizados por los expertos aseguran que los vestigios arqueológicos podrían ocupar dos hectáreas o, lo que es lo mismo, 20.000 metros cuadrados (la superficie que ocupan dos campos de fútbol, aproximadamente). Los restos han aparecido en la primera toma de contacto con el territorio; es decir, la investigación previa al proyecto de urbanización, sobre los terrenos que ocuparán los viales del plan parcial Huerta de Santa Isabel Oeste. La decisión que se adoptó en su momento fue realizar catas extensivas, esto es, abrir el yacimiento arqueológico en su integridad para sacar a las luz todos los restos que alberga. En esa fase se encuentran las excavaciones, que habrán de derivar en unas conclusiones definitivas a presentar ante las autoridades en materia cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios