Denuncian que sólo dos cruces de Noreña cuentan con semáforos

  • El Ayuntamiento presentará un plan de tráfico a partir del próximo septiembre

La urbanización y la construcción de viviendas en la zona de Noreña no ha ido acompañada de un plan de tráfico acorde a las necesidades de un barrio que se aproxima ya a los 15.000 habitantes. Tan sólo dos de las varias decenas de cruces que se reparten por este enclave se encuentran controladas por semáforos. Así lo denunció ayer a El Día uno de los dirigentes de la Asociación de Vecinos Arroyo del Moro, José Rojas, al destacar que este espacio es uno de los que registran un mayor número de siniestros de toda la ciudad. Para paliar este déficit de semáforos, la circulación de vehículos queda regulada únicamente por señales verticales de ceda el paso y, en menor medida stop, si bien, como concretó el representante de este colectivo, "no todos los cruces disponen de señales".

Los dos únicos puntos controlados por semáforos son el enlace de las calles de la Isla Tabarca e Isla Alegranza y la glorieta que conecta la calle Isla Fuerteventura e Isla del Hierro. Según manifestó el portavoz de la asociación Arroyo del Moro, la "elevada" tasa de siniestralidad ha provocado tres "puntos negros". En concreto, Rojas aseveró que los cruces en los que se registran más accidentes son los de la calle Isla Fuerteventura -una de las de mayor longitud- con las calles Isla Malante, Isla de la Alegranza y el que conecta con las calles Isla del Hierro e Isla de La Gomera. Rojas añadió asimismo que la calle Isla Fuerteventura "puede decirse que es la más peligrosa de todas".

La ausencia casi total de semáforos provoca además que los coches circulen a gran velocidad, algo que preocupa "mucho" a los vecinos. De hecho, como indica el representante de esta asociación, "hay residentes que dicen que han visto carreras de motos por las calles". En cualquier caso, la sensación de inseguridad crece con el paso de los días. "Aquí oímos las sirenas de las ambulancias prácticamente todos los días y, en ocasiones, hasta varias veces", señaló el portavoz de Arroyo del Moro, si bien reconoció que, "de momento, no ha habido que lamentar la pérdida de ninguna vida".

Fruto de esta situación, los vecinos han exigido al Ayuntamiento que elabore un plan de tráfico con la mayor celeridad que sea posible. A este respecto, el concejal de Seguridad y Tráfico, José Joaquín Cuadra (IU), ha garantizado a los residentes del barrio de Noreña que les presentará un nuevo plan de circulación a partir del próximo mes de septiembre, con el nuevo curso político. Este proyecto, según indicó el representante del colectivo de este barrio, incorporará semáforos y cambios de dirección de calles. Una vez presentado, los vecinos podrán presentar alegaciones al plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios