Denuncian que en la Acera del Río hay tráfico de drogas y 'botellón'

  • Los vecinos del Campo de la Verdad reclaman al Ayuntamiento que dote la zona de más vigilancia policial y actúe de forma "urgente" por el deterioro que sufre

Comentarios 4

La Acera del Río, el viario que se extiende en paralelo al Guadalquivir desde el Puente del Arenal a la autovía, ha pasado de ser una de las zonas de mayor futuro de la ciudad a uno de los espacios más incómodos para vivir. Así lo analizan, al menos, los residentes del Campo de la Verdad. Al margen de los efectos que acarrea la cercanía de la Feria en el último empujón del Mayo Festivo, los vecinos denuncian ahora que este enclave acoge algunas zonas de botellón y que se consolida como un punto habitual para la venta y el consumo de droga. Ante esta situación, los representantes de la Asociación de Vecinos Puente Romano exigirán al Ayuntamiento que incremente "con urgencia" la dotación de la Policía Local especialmente en el paseo de la Acera del Río, ahora uno de los puntos más conflictivos del barrio.

El foco de botellones o el menudeo de drogas en este punto de la margen izquierda del río es además la gota que colma el vaso en el capítulo de las reivindicaciones de esta zona de la ciudad. Así las cosas, la presidenta del colectivo Puente Romano, Carmen Sevilla, recuerda que la asociación que dirige lleva cerca de una década reclamando la mejora de este corredor verde de cerca de un kilómetro de longitud e insiste en que el rápido deterioro "puede explicarse bien por el hecho de que no se hicieran las cosas como debieran o bien porque no se han preocupado de mantenerlas".

En cualquier caso, esta nueva zona residencial en la que se empezó a construir hace algo menos de una década y que tiene en la actualidad promociones en obras ofrece un aspecto de "dejadez absoluta", como así apuntan los vecinos consultados. El escaso mobiliario urbano se encuentran totalmente destrozado, el carril-bici tiene grietas de gran tamaño y los lugares terrizos -apenas queda ninguna vegetación, a pesar de que ésta figuraba en el proyecto inicial para la urbanización- tienen cascotes de vidrio roto esparcidos y hasta restos de las fogatas que se hacen por la noche.

El fuego es también otro de los caballos de batalla de los vecinos de la Acera del Río. Hace años que denuncian este problema y están "bastante hartos de que no se haga nada" para resolverlo, apunta la presidenta de Puente Romano. De hecho, son en estos puntos en los que se suelen registrar tanto los pequeños puntos de consumo y venta de droga, como así lo denuncian los residentes del Campo de la Verdad.

Sevilla se mostró, sin embargo, esperanzada en que se dote este espacio de una mayor presencia policial y que el Gobierno municipal incluya el arreglo de la Acera del Río en los presupuestos de este año. A falta de conocer el contenido exacto de las inversiones del Ayuntamiento para lo que queda de año, la presidenta del colectivo del Campo de la Verdad manifestó que dejarán pasar los meses de julio y agosto para reclamar ésta y otras mejoras de este barrio de la zona Sur de la ciudad. Al margen de esta intervención, el colectivo vecinal tiene previsto impulsar algunos otros proyectos. A este respecto, la dirigente de Puente Romano se refirió a la construcción de unas pistas deportivas en Miraflores y la búsqueda de otros espacios para proyectar otros espacios similares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios