Decretado secreto de sumario en el caso de la venta de un bebé antes de su nacimiento

  • La madre recibió amenazas y agresiones de su pareja, que acordó presuntamente la compra por 2.000 euros

El caso de supuesta venta de un bebé antes de su nacimiento en Córdoba está bajo secreto de sumario, una vez que que se puso a disposición judicial a R.R.G., español de 42 años y A.P.T., de nacionalidad portuguesa de 40 años, por su presunta responsabilidad en el acuerdo de compra.

Así han informado fuentes cercanas al caso, después de que la operación comenzara a finales del pasado mes de septiembre cuando la madre del niño, de 18 años de edad, extranjera, que en aquel momento se encontraba en avanzado estado de gestación y ejerciendo la prostitución, interpuso denuncia en la Comisaría de Córdoba relativa a los malos tratos de los que venía siendo víctima por parte de su pareja sentimental.

Los hechos ilícitos puestos de manifiesto por la joven se concretaban en las coacciones, amenazas y agresiones a que era sometida por su pareja, de la misma nacionalidad que ella, para continuar ejerciendo la prostitución, ya que eran escasos los ingresos que conseguía por ello debido precisamente a su estado.

Igualmente comunicó que su pareja, con objeto de obtener dinero, había comprometido la venta del bebé que estaba esperando con un matrimonio de esta ciudad a cambio de 2.000 euros, habiéndole abonado ya dicha pareja la cantidad de 1.000 euros como adelanto, recibiendo la totalidad acordada cuando le entregase al bebé.

Investigaciones policiales permitieron saber que la víctima también había sido aleccionada respecto al nombre de pila que debía ponerle al niño y del nombre que ella misma debía facilitar como suyo en el momento en que ingresara en el centro hospitalario para dar a luz, facilitando así la futura filiación del menor. Se da la circunstancia de que el nombre que debía dar como suyo se correspondía con el de una hermana de A.P.T.

Dada la relevancia del hecho, la joven fue acogida por una institución que se ocupó de darle cobijo y procurar que el parto se produjera sin novedad, significando que tanto los funcionarios policiales, como los trabajadores de dicha institución y del propio centro hospitalario en el que finalmente nació el niño, cuidasen del bienestar de ambos ante la utilización de medios coercitivos de terceras personas. 

Tras las averiguaciones realizadas por los integrantes de la Brigada Provincial de Extranjería de esta Comisaría Provincial, se pudo determinar la identidad de la pareja implicada, procediendo a su detención por un presunto delito contra las relaciones familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios