Cuidados de hoy pensando en mayo

  • Los patios continúan en verano con su mantenimiento para lucir el esplendor cuando llegue la primavera l botánica popular Los dueños de los patios cordobeses se encargan durante el periodo estival de mantener las plantas en buen estado.

Queda ya lejos mayo y los patios ya no abren sus puertas a los visitantes. El calor asfixiante de los meses de verano pone a prueba la resistencia de las plantas y es ahora cuando se desarrollan unas de las tareas más importantes de mantenimiento para que en primavera el patio luzca en todo su esplendor.

En el número seis de la calle Parras, Rosario Cintillo riega sus plantas, entre las que destacan buganvillas, costillas de adán, esparragueras finas, hortensias o rosales. Las flores escasean y sólo se aprecian algunas que salen sueltas. El sol da hasta muy tarde en este patio, uno de los más antiguos de Córdoba, por lo que el cuidado de las macetas debe ser mayor sí cabe. En estos meses de verano, Rosario riega dos veces al día, "por la mañana temprano y a última hora de la tarde". Tiene un especial cuidado con las plantas altas, que se resienten más que las que se encuentran en el suelo.

En el número dos de la calle Pastora se mezclan plantas y flores con la producción artística de Rafael Barón, dueño del patio. Para su suegra, Josefa González, en estos meses se desarrolla un trabajo muy importante de conservación. "Alguna flor aguanta pero lo normal es que con el calor se vayan quemando", dice la mujer, preocupada.

También en la calle Parras, pero en el número cinco, se encuentra otro patio, el de María Isabel Navajas. Es de tamaño mediano y en verano utiliza un toldo que protege del sol a las plantas en las horas más calurosas. Ésto permite que María Isabel sólo tenga que regar una vez al día en lugar de las dos que suele ser habitual en esta época del año. El riego debe suponer el aporte necesario a cada planta, ni más ni menos. Para María Isabel, "hay que tener cuidado a la hora de regar, ya que la gota de agua actúa como una lupa y puede quemar la planta". Tan importante como regar las macetas es mantenerlas libres de hojas y flores secas, que siguen absorbiendo agua y frenando el desarrollo de las partes sanas. Es época de quitar las flores marchitas de abutilones y geranios, aunque la mayor poda no llegará hasta el invierno. Por supuesto, las vacaciones no implican dejar de lado el cuidado del patio, que debe seguir manteniendo su tratamiento. "Lo que se ve en mayo es el resultado de todo un año de trabajo", indica María Isabel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios