Cruz Roja y los médicos no llegan a un acuerdo y la UCI sigue con dos intensivistas

  • El representante del Colegio Oficial afirma que si no se llega pronto a una solución, este servicio se tiene que cerrar

No ha habido acuerdo. La reunión mantenida ayer entre la dirección de Cruz Roja y el Colegio de Médicos para poner solución a la falta de médicos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) no ha dado sus frutos, y el responsable del centro hospitalario no ha cedido a las demandas de mejoras laborales planteadas por los trabajadores.

Este conflicto ha surgido después de que cuatro de los seis intensivistas de este servicio se hayan marchado por las difíciles condiciones en el trabajo y la mala relación con la dirección, de tal forma que ahora mismo sólo dos intensivistas atienden la unidad. Esta cifra es insuficiente para llevar un servicio de estas características, pues se trata de la columna vertebral de cualquier centro hospitalario. El vocal de hospitales del Colegio de Médicos de Córdoba e intensivista de especialidad, Emilio del Campo, informó ayer que la dirección de Cruz Roja argumenta la existencia de un convenio colectivo que no se puede vulnerar, "pero este servicio es especial, pues es imprevisible saber cómo ni cuándo se va a producir más trabajo". Del Campo apuntó que la UCI debe contar con seis profesionales como mínimo para que haya posibilidad de recambio, "pues es insostenible hacer guardias cada tres días, pues se está poniendo en riesgo la vida de los pacientes".

El representante colegial denunció que a un enfermo crítico no se puede ver en cinco minutos, "sino que es necesario, al menos, cuatro o cinco horas, por lo que debe existir una buena organización". Del Campo reconoció que no se pueden tener "profesionales a salto de mata, porque a veces estamos reventados al enganchar hasta dos guardias seguidas". Reconoció que Medicina Intensiva es una de las especialidades que requiere mucha cualificación, de cinco años de formación, "que tenemos que hacer un seguimiento individual de los pacientes para no cometer fallos". El representante colegial reconoció que una UCI "no vale tres pesetas", por lo que Cruz Roja tendrá que ceder. En el caso de que no lo haga, la mayor parte de la actividad quirúrgica está abocada a desaparecer, "porque la mayoría que se someten a una intervención pasa por la UCI".

En cualquier caso, Del Campo se mostró confiado en que se llegue a un acuerdo en las próximas reuniones "por beneficio de la sociedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios