turismo

Córdoba se gusta rodeada de turistas

  • La alta ocupación hotelera se evidencia en las calles, llenas de visitantes que eligen la ciudad para pasar el puente de la Constitución

Turistas hacen cola para entrar en la Mezquita. Turistas hacen cola para entrar en la Mezquita.

Turistas hacen cola para entrar en la Mezquita.

El frío no impidió ayer que las calles de la ciudad se llenaran de turistas. Las previsiones hoteleras ya anunciaban que éste sería un puente movido con reservas cercanas al 100%, y sin duda la jornada de ayer sirvió para confirmar todas esas predicciones. El aspecto del Casco Histórico se asemejó al que viven las calles cuando mayo hace acto de aparición. Era complicado moverse con fluidez por las principales vías de acceso a la Mezquita-Catedral, y ni hablar ya de lo mucho que había que esperar para conseguir mesa en algún bar o restaurante, sobre todo en la zona Centro. En esas estaba la familia Sánchez Molina, de Sevilla, que había venido a pasar el día en Córdoba desde la ciudad vecina. "Vivimos al lado y nunca habíamos venido", comentaba la madre, Asunción, en la cola del bar Santos. Uno de los establecimientos más populares de la ciudad y ubicado justo en frente de la Mezquita-Catedral, y que nunca pasa de moda -sea puente o un miércoles cualquiera- porque es una buena y rápida opción cuando el resto de sitios para comer están a rebosar.

Y es que a pesar de que las máximas no bajaron de los 15 grados -que puede resultar una temperatura alta para el invierno, pero a nadie se le olvidan los 45 de agosto- Córdoba es una ciudad que tiene en el turismo un bien que cuidar. Y ayer lo cuidó, sí que lo hizo. Ni una nube en el cielo para el primer día de este puente festivo, del que aún queda mucho por contar, para que las colas en los principales atractivos turísticos, véase la Mezquita-Catedral o el Alcázar de los Reyes Cristianos, se extendieran hasta bien pasado el mediodía.

El Casco, con la Mezquita como principal atracción, volvió a ser lo más transitado

Y a diferencia de la familia sevillana antes citada, hay quienes sí han visitado Córdoba más de una vez y vuelven otras tantas. Es el caso de Álvaro y Mamen, una pareja de granadinos que siempre que puede hace una escapada a la ciudad. "Somos de Granada y realmente las ciudades se parecen, pero aquello ya lo tenemos muy visto", explicaba con humor el chico.

Otros vuelven también a su ciudad natal gracias a los días de descanso. Silvia se paseaba ayer por el Mercado de Navidad de la plaza de las Tendillas junto a sus padres después de varias semanas sin pisar tierras cordobesas. "Estudio en Madrid y bajo poco, pero ahora me quedaré hasta el domingo", apuntaba esta estudiante de Periodismo en un mercado navideño que es otro de los principales atractivos turísticos durante estas fechas.

Todos los adornos de las fechas, principalmente las luces, también atraen a muchos visitantes, especialmente de la provincia. Aunque algunas voces críticas comparen el alumbrado navideño de Córdoba con el otras grandes capitales andaluzas, lo cierto es que el ambiente siempre tira, haya 1,4 millones de puntos de luz o 60.

Acento cordobés, sevillano, granadino o madrileño, poco extranjero. Como ya apuntaron en su día algunos de los representantes del sector, el puente de diciembre es principalmente para el turista nacional, dado que se desarrolla entre semana y que normalmente el visitante extranjero que viene a Córdoba se reserva, sobre todo, los sábados y domingos -aunque se escuchó algún que otro francés o alemán por el Casco Histórico-.

Y si hubo alguien que ayer no pudiera visitar la ciudad no hay de que preocuparse, ya que el puente se extenderá largo y tendido hasta el domingo y las mejores previsiones de ocupación están previstas para mañana. Las luces navideñas seguirán encendidas y ni la Mezquita-Catedral ni el Alcázar se moverán de su sitio. Eso sí, habrá que prepararse para hacer colas y para visitar los monumentos rodeados de otros curiosos.

Así, otro puente de la Constitución, Córdoba vuelve a ser uno de los principales atractivos a visitar en España, muy por delante de otras ciudades competidoras. Lo único que queda es disfrutar, que la ciudad tiene mucho que ofrecer y, además el tiempo acompañará, a excepción del domingo, que habrá que sacar el paraguas -pero también tiene su aquel-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios