Córdoba está a la cola andaluza en medios sanitarios para salud mental

  • El Sindicato de Enfermería critica que la provincia apenas tiene plazas de ingreso para estos pacientes, pero la Delegación está trabajando en dos unidades nuevas

El falta de recursos sanitarios para atender a los enfermos de salud mental con todas las garantías continúa siendo una de las asignaturas pendientes de la Delegación de Salud. Así lo entiende, al menos, el Sindicato de Enfermería (Satse) al denunciar que Córdoba está a la cola de Andalucía en cuanto a medios para atender a este tipo de pacientes.

A juicio del sindicato mayoritario de la provincia "lo más grave" es que II Plan Integral de Salud Mental 2.008-2.012 tampoco prevé mejoras sustanciales que hagan salir de este "déficit crónico" que padece. Atendiendo al documento que ha presentado recientemente la Junta sobre esta materia, son varias las evidencias que acreditan la denuncia de esta organización profesional.

Con respecto a las comunidades terapéuticas -unos espacios donde los pacientes permanecen bastante tiempo-, Córdoba sólo dispone de 2,35 camas por 100.000 habitantes, mientras provincias como Granada, Huelva, Jaén, Málaga o Sevilla disponen de hasta el doble en algunos casos.

En lo referente a las Unidades de Rehabilitación, la provincia se sitúa con 3,75 plazas para 100.000 habitantes, mientras que otras provincias del entorno llegan casi a nueve. En cuanto a los hospitales de día, el plan integral para los próximos cuatro años sólo prevé 2,51 plazas, también muy por debajo de la media andaluza.

La situación no es más halagüeña en relación a las unidades de hospitalización, donde Córdoba sólo posee 5,35 camas por 100.000 habitantes, mientras Granada, Jaén, Sevilla, Almería, Huelva, Cádiz y Málaga disponen entre seis y ocho espacios por 100.000 habitantes. En este apartado cabe destacar, no obstante, el intenso trabajo realizado por la Delegación de Salud en los últimos años, pues tanto el Reina Sofía como el Infanta Margarita de Cabra contarán próximamente con dos unidades totalmente nuevas y equipadas hasta el último detalle para hacer la estancia hospitalaria más agradable y efectiva.

El Satse también lamentó que a fecha de hoy dicho plan no prevea incremento de enfermeros especialistas en salud mental, ni tampoco la coordinación intersectorial en este ámbito. El principal sindicato de la provincia en materia sanitaria criticó asimismo la falta de incremento de profesionales, atendiendo a un ratio de tres diplomados por cada 100.000 habitantes, "cuando debe ser de al menos siete enfermeros por el mismo volumen de población".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios