Condenado un joven a pagar una multa de 1.200 euros por conducir una moto sin carné

  • La Fiscalía propone sanciones económicas de 1.170 y 3.600 euros para otros dos individuos que circulaban sin permiso

Conducir sin carné es ya un delito, tanto como cometer un hurto, falsificar un documento o provocar un accidente de tráfico. Un joven de unos 25 años ha sido condenado a pagar una multa de 1.200 euros por un delito contra la seguridad del tráfico cometido al ponerse a los mandos de una motocicleta Yamaha sin disponer de la documentación reglamentaria. Se trata de una de las primeras sentencias impuestas por un juzgado cordobés después de que el pasado 1 de mayo entrara en vigor la reforma del Código Penal que considera delito ponerse en la carretera sin haber obtenido el carné de conducir.

La sentencia, dictada por el Juzgado de Instrucción número 2, considera probado que M. R. R. circulaba, sobre las 19:00 del pasado día 2, por Cruz Conde a los mandos de una motocicleta "careciendo de cualquier permiso de conducción al no haberlo obtenido nunca". En el caso de que el procesado no pague la multa, el fallo recoge la imposición de 30 días de trabajos en beneficio de la comunidad y la pena de dos meses de prisión.

Desde principios de mes, las denuncias contra conductores infractores han sido numerosas. Sólo durante el puente del Primero de Mayo, la Guardia Civil y la Policía Local detectaron al menos a seis conductores en la provincia sin un perfil fijo: hombres y mujeres y de todas las edades.

La próxima semana, el Juzgado de lo Penal número 3 celebrará las primeras vistas orales en Córdoba por este tipo de delitos. Uno de los casos se produjo el día 4 sobre las 20:15, cuando la Policía Local detectó en la glorieta de las Tres Culturas, junto a la estación de trenes, a un individuo a los mandos de una motocicleta sin tener el permiso reglamentario. La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una multa de 1.170 euros para este individuo por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. En caso de impago, la acusación pública propone una pena de 31 jornadas de trabajo en beneficio de la comunidad y tres meses de prisión.

A las 19:00 del día 7, las patrullas de la Policía Local denunciaron a otro individuo por unos hechos similares. Según el informe de la acusación pública, F. R. R. marchaba al volante de un vehículo de su propiedad por la calle Torremolinos, en el barrio del Sector Sur, sin contar con el permiso de conducción reglamentario. En esta ocasión, el Ministerio Público propone una pena de 3.600 euros por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. El Juzgado de lo Penal número 3 celebrará ambas vistas orales el próximo martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios