Condenado un menor por agredir a un entrenador

  • El joven, jugador de fútbol, le causó un traumatismo craneal al técnico rival

Un menor ha sido condenado a cumplir 80 horas de trabajos en beneficio de la comunidad por participar en una pelea que se originó tras un partido de fútbol y durante la cual el entrenador del equipo rival resultó herido con un traumatismo craneoencefálico y perdió dos piezas dentales.

La trifulca se produjo sobre las 18.30 del 12 de noviembre de 2005, al culminar un partido de regional preferente que enfrentaba a los equipos Fray Albino y Atlético Palma del Río. Cuando los jugadores estaban siendo separados, hinchas de los dos equipos saltaron al terreno de juego y se sumaron a la trifulca.

Entre los que accedieron al campo se encontraba el entrenador del Palma del Río, que "intentó velar por la integridad física de sus jugadores" y que, finalmente, fue agredido por un menor que jugaba en el Fray Albino, que le dio una patada en la cara.

La sentencia considera probado que el técnico sufrió un traumatismo craneoencefálico y una herida contusa en el labio superior, lesiones de las que tardó en sanar 30 días. En el momento de la patada, otro miembro del equipo técnico del club de Palma agredió, supuestamente, a otra persona, hechos por los que se sigue un juicio de faltas.

El juez concluye que los hechos constituyen un delito de lesiones agravado, por el que lo condena a 80 horas de trabajos en beneficio de la comunidad. El magistrado critica que la actitud del menor constituye una "grave alteración" de los principios que rigen el deporte, como el idealismo, la nobleza o la salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios