Condenado a tres años por arrollar a un hombre y no prestarle auxilio

  • El joven atropelló a un peatón cerca de Mercacórdoba y se dio a la fuga "a pesar de que fue consciente del suceso"

Un juzgado de lo Penal de Córdoba ha condenado a tres años de prisión y a cinco de privación de conducir vehículos a motor J. S. M. G., de 24 años, por atropellar a un hombre y abandonarlo en el lugar de los hechos sin prestar auxilio al herido, a pesar de ser consciente del atropello.

La sentencia recoge en su fallo que los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana del 25 de febrero cuando A. C. M. esperaba cruzar un paso de peatones de la avenida Compositor Rafael Castro de la capital, cerca de Mercacórdoba. El acusado, que según la sentencia conducía a gran velocidad e influido por el alcohol, recibió una llamada de móvil provocando que el vehículo se saliese de la vía, perdiendo la horizontalidad y conduciendo con sólo dos ruedas hasta el lugar donde se encontraba parado el peatón. En concreto, el suceso se produjo tras una noche de fiesta en la capital, cuando el ya condenado recibió una llamada de su amigo que momentos antes se había bajado del vehículo tras protagonizar una discusión. En ese momento, el joven perdió el control del automóvil y arrolló al peatón que esperaba correctamente para cruzar la calzada. Minutos antes de que ocurriera este trágico incidente, el condenado había dejado en sus domicilios a otras dos chicas con las que había pasado la noche. El atropello provocó que A. C. M. sufriera heridas graves, por lo que tuvo que ser trasladado de forma urgente al Hospital Universitario Reina Sofía, donde falleció pocas horas después tras practicarle sin éxito tareas de reanimación. Tras los hechos, el acusado se detuvo momentáneamente, pero a pesar de ser consciente del atropello reanudó la marcha abandonando el lugar a gran velocidad sin prestar auxilio al herido.

Según recoge la sentencia, estos hechos son constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia grave y otro de omisión del deber de socorro. En consecuencia, el juez ha condenado a tres años de prisión, así como cinco años de privación del derecho a conducir vehículos a motor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios