Clece insiste en que dejará de prestar la ayuda a domicilio en julio

  • Argumenta como motivos la "campaña de descrédito" y pérdida económica, aunque el Ayuntamiento pide la prórroga automática

Una empleada de Clece en la Casa de Acogida. Una empleada de Clece en la Casa de Acogida.

Una empleada de Clece en la Casa de Acogida. / barrionuevo

El próximo 25 de julio la empresa Clece dejará de prestar la ayuda a domicilio, según ha insistido la firma en un escrito remitido al Ayuntamiento la pasada semana, a pesar de que el gobierno municipal le haya transmitido que la prórroga del contrato es "automática". Clece entiende que no se puede aplicar esa ampliación de la vinculación laboral ya que "tanto en el contrato como en los pliegos" se establece "que las partes podrán acordar la prórroga del contrato por mutuo acuerdo, antes de la finalización del mismo, por periodos máximos de un año, sin que exceda su vigencia de seis años". Clece rechaza que haya "mutuo acuerdo", pues la empresa se niega a seguir con el servicio y, de hecho, ya comunicó en febrero su decisión de no continuar a partir del 25 de julio. Además, argumenta que ya lleva nueve años de relación laboral con el Ayuntamiento, por lo que tampoco se podría aplicar la cláusula de la prórroga automática.

Sobre las causas de esta negativa, Clece vuelve a poner de manifiesto tanto la campaña de "descrédito" iniciada, en su opinión, por el propio Ayuntamiento como por la escasa rentabilidad económica que le dejaría el servicio a partir del año que viene. En el primer caso, la empresa lamenta "la pérdida de imagen injustificada" como consecuencia de que el Pleno del Ayuntamiento se mostrara a favor "de los beneficios de la remunicipalización del servicio y en detrimento del servicio privado". Lógicamente, continúa el escrito, "esto ha conllevado que, por parte de los agentes sociales, se active una campaña de descrédito, sin precedentes, interesada y del todo injusta hacia Clece". La empresa reconoce que esa campaña "se ha minorado sensiblemente" precisamente desde que se ha creado la comisión para estudiar la viabilidad de la remunicipalización. "Clece desconoce el alcance de estos estudios y las consecuencias que pueden acarrear", por lo que la empresa prevé "que la campaña de descrédito se pueda reavivar, en función del avance de los resultados" de la comisión.

La empresa que presta el servicio de ayuda a domicilio también argumenta su negativa a la prórroga "por la pérdida económica que tendríamos que sufrir" y que "hace inviable económicamente" el servicio a partir del 25 de julio. Según la información de la firma, el precio de prestación se sitúa en la actualidad en 13 euros por hora y ya "estamos soportando" un sobrecoste. A partir del verano pasaría a costar 14,21 euros a la hora, por varias cuestiones. En primer lugar, "el incremento salarial del 1,6% por variación del convenio", así como la antigüedad laboral, el incremento del absentismo o el aumento de los costes financieros. "Sobrecostes por inflexibilidad horaria de los servicios asignados, que conllevan gastos extraordinarios", según añade igualmente la empresa. El Ayuntamiento de Córdoba no ha iniciado un nuevo proceso de contratación para continuar con la prestación de este servicio en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios