El club del Círculo cierra y deja 16 meses sin servicio a sus 2.200 socios

  • La entidad recreativa planteará a sus accionistas que paguen 200.000 euros para crear unas infraestructuras provisionales en la sede actual hasta tener la nueva

Comentarios 6

Las instalaciones deportivas que el Círculo de la Amistad tiene en la carretera de Trassierra cerraron ayer como consecuencia del inicio de las obras de urbanización previas a la construcción de las cerca de 1.300 viviendas que se van a construir en este enclave. Así lo explicó a El Día el gerente de la entidad recreativa radicada en la calle Alfonso XIII, Rafael Quintela, al dar a conocer unas actuaciones que conllevarán que sus 2.200 socios se queden sin servicio durante el próximo año y medio. El cierre del club social ha llegado, sin embargo, antes de lo previsto, ya que la sociedad pretendía hacer coincidir la clausura de esta sede con la apertura de las nuevas dependencias que construirá en la carrera del Aeropuerto. El Círculo obtuvo estos terrenos -junto a 3,2 millones de euros en efectivo- a través de la permuta de su actual sede a la empresa Carrión Fernández.

Sin embargo, la directiva de la sociedad recreativa, según detalló Quintela, cuenta con un plan alternativo para paliar los perjuicios que sufrirán sus socios, que no podrán disfrutar este verano de los servicios de piscina ni del resto de las pistas deportivas. El gerente del Círculo apuntó que convocarán este mes una asamblea para que los accionistas decidan si quieren crear unas infraestructuras provisionales para acceder a los espacios que todavía no se han perdido como consecuencia de la urbanización de estos terrenos. Quintela detalló que sólo se ha perdido el 40% del parking -en torno a un centenar de plazas-, dos pistas de pádel, algunas zonas verdes y, sobre todo, los accesos viarios al club.

Aunque aún no existe un presupuesto cerrado, los socios del Círculo de la Amistad tendrían que abonar en torno a 200.000 euros para acometer unas actuaciones mínimas que van desde la creación de un acceso nuevo hasta el enganche del abastecimiento de agua y electricidad. "Sin agua ni luz no podemos tener ni piscina ni disfrutar del servicio de repostería", concretó el gerente de la sociedad enclavada en la calle Alfonso XIII. En cuanto a la posibilidad de que la respuesta de la asamblea sea positiva, Quintela optó por la prudencia y admitió que "habrá que esperar a ver lo que nos dicen". Sí puntualizó, en cambio, que en el momento en el que se tomara una decisión positiva, "podríamos iniciar las actuaciones con gran rapidez y en semanas podríamos acceder a todos los servicios con los que aún contamos".

En lo referente al club de la carretera del Aeropuerto, cuyo inicio de obras se encuentra a falta de la aprobación de la licencia por parte de la Gerencia de Urbanismo, el representante de la sociedad recreativa no garantizó que pueda estar para los meses de verano de 2009. "Se hará lo que se pueda, pero teniendo en cuenta que aún no se han iniciado los movimientos, tampoco podemos decirle a los socios que sí podrán estar allí en año y medio", afirmó Quintela al referirse a una intervención con un plazo de ejecución previsto de 20 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios