Córdoba

"¡No es abuso, es violación!"

  • El ministro de Justicia acude a un acto en Córdoba a escasos metros de donde se estaba celebrando una multitudinaria concentración contra la sentencia del caso de 'la Manada'

Concentración en Córdoba contra la sentencia de La Manada. Concentración en Córdoba contra la sentencia de La Manada.

Concentración en Córdoba contra la sentencia de La Manada. / Jordi Vidal

Los jueces sentencian y la calle replica. Replica con pancartas, con gritos, con consignas, replica con silencios. En casi todas las ciudades españolas se escuchó ayer la misma proclama: "¡No es abuso, es violación!". Pero se escucharon muchas más: "Yo sí te creo, hermana", "Basta ya de justicia patriarcal" o "No es no". Con la indignación a cuestas una multitud se congregó a las 20:30 en el bulevar del Gran Capitán de Córdoba tras difundirse el mensaje por redes sociales como la pólvora. A esa misma hora, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, entraba en la sede del Colegio de Abogados de Córdoba, a unos pocos metros de la primera de las localizaciones. El mismo día que se leía la sentencia contra La Manada, el ministro de Justicia tenía varios actos en Córdoba.

Poco antes de acudir a su cita en el Colegio de Abogados había respondido a las preguntas de los periodistas, todas centradas, como es normal, sobre el caso de los Sanfermines. Catalá pidió respeto para los jueces, solicitó "leer la sentencia" y afirmó que "nosotros no podemos entrar a la valoración de la prueba". El ministro de Justicia no se quedó ahí y mostró su opinión: "La condena es de nueve años, una pena muy alta".

Catalá abrió también la puerta a una posible reforma del Código Penal. "Sí es conveniente promover una revisión, reforma o reflexión sobre el Código Penal, que en estos delitos está tipificado en el año 1995", aunque apostilló que "hay algunos que dicen que no hay que legislar en caliente". Lo acompañaba en este acto la consejera de Justicia, Rosa Aguilar, bastante más crítica con la sentencia. "Contra toda violencia sexual hay que tener tolerancia cero y estar al lado de las víctimas, que tienen que saber que están apoyadas por el conjunto de la ciudadanía", a la vez que "hay que respetar las decisiones judiciales, pero también manifestar con absoluto respeto que no la compartimos, ni la comprendemos", manifestó.

Y de ahí, al Colegio de Abogados. La concentración del Bulevar se trasladó hasta la puerta del órgano colegial donde un nutrido grupo de policías nacionales hacían muro a uno y otro lado de la entrada. Allí continuaron las consignas que se renovaron por "¡Dimisión!" -contra el ministro- o "El ministro pierde el AVE!".

Se vivieron momentos de tensión por la alta presencia policial que topó con el escrache al ministro que tuvo que salir escoltado por los agentes. La cosa no acabó aquí. La concentración mutó en casi manifestación con las consignas que sonaron hasta Cruz Conde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios