Cecosam insiste en que su futuro pasa por afianzar el servicio de tanatorio

  • La empresa pública incide en la necesidad de incrementar las cremaciones frente a la competencia privada

Corren malos tiempos para los cementerios públicos, "esas extensas instalaciones que los ayuntamientos seguirán obligados a mantener indefinidamente", tal y como se detalla en la memoria anual correspondiente a 2017 de la empresa municipal Cecosam. El informe incide en que si en el año 1999 se inhumaron -enterraron- el 79,9% del total de las defunciones en Córdoba, en 2017 sólo se inhumaron el 41,09%. "Es decir, en esos 17 años se han perdido un 38,88% de los servicios propios del cementerio", puntualizan. El motivo: el continuo aumento de las cremaciones, "una actividad totalmente sujeta a las leyes del mercado y ejercida mayoritariamente por empresas de carácter privado que operan con libertad de precios y acuerdos con clientes a través de las aseguradoras". El informe insiste en que, "como consecuencia de ello, las cifras de negocio y actividad de esas compañías privadas van subiendo año tras año, mientras que las de los cementerios públicos cada año van bajando".

Ante este "oscuro" panorama, desde Cecosam la "apuesta valiente y decidida" de "afianzar los servicios de tanatorio y, como consecuencia, de horno". "Si subimos la cuota de mercado en tanatorio subiremos el número de cremaciones, por lo que recuperaremos algunos de los servicios perdidos aumentando por consiguiente la cuota de mercado y los ingresos de explotación", detalla Cecosam en su informe de gestión. Además, inciden en que cada vez se están realizando más inhumaciones de cenizas, "por lo que hay que volver a hacer una apuesta decidida por las inhumaciones de estas características", "Dicha apuesta debe ser en los cementerios del casco urbano: San Rafael y Nuestra Señora de la Salud, ya que son los más atrayentes para los ciudadanos de Córdoba, por lo que debemos adecuar dichos cementerios a dichos servicios", sentencian.

Todo ello cuando la empresa municipal de cementerios reconoce en ese último informe de gestión que durante 2017 su tanatorio, el ubicado en el cementerio de la Fuensanta, estuvo vacío tres de cada diez días y en un contexto en el que la sociedad pública proyecta la ubicación de lo que ha dado en llamar salas velatorio -serán siete salas- en el cementerio de San Rafael, una iniciativa que ha levantado las protestas de los trabajadores de Tanatorios de Córdoba, que defienden que se les está haciendo competencia desleal desde una empresa municipal poniendo en riesgo sus puestos de trabajo. Los trabajadores insisten que "lo llamen como lo llamen" ese proyecto corresponde a un tanatorio, que se va a levantar en pleno casco urbano contraviniendo al PGOU.

Según reza el informe de gestión de Cecosam de 2017, el tanatorio de la Fuensanta "contó con alguna ocupación durante 261 días, mientras que 104 días no hubo ninguna sala ocupada". O, lo que es lo mismo, el 28,5% del año estuvo vacío. Se apunta además que "continuamos en la misma línea descendente de ocupación que comenzó en el año 2013, año en el que el mortuorio del Hospital Reina Sofía se concedió para su gestión a la funeraria Tanatorios de Córdoba, lo que ha producido que bajemos en casi 200 salas de ocupación en nuestro tanatorio". En el informe de gestión de la sociedad pública se insiste en que este último hecho "conlleva también la bajada de cremaciones y, por lo tanto, la bajada de ingresos de explotación en un alto porcentaje".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios