La Carta Magna para superar la crisis

"La única manera de superar la crisis es perseverar en la Constitución", subrayó ayer el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, durante el acto oficial por el día de la Carta Magna. "La Constitución es ante todo la norma de convivencia, algo que no es baladí", dijo Primo Jurado, quien recordó que "todos aquellos hombres que en la transición lograron redactarla no querían borrar los errores del pasado, sino superarlos". "Fuera de la Constitución no hay nada", advirtió.

El representante en Córdoba del Ejecutivo de Mariano Rajoy hizo esta reflexión al término de la entrega de los premios Plaza de la Constitución al Banco de Alimentos Medina Azahara, el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física de Pozoblanco y el Festival de la Guitarra. "Vivimos un momento difícil, pero no es el más complicado que ha superado España", alentó el subdelegado, que rememoró los días en que, pese a la ocupación de España por parte de las tropas de Napoleón, se aprobó la Pepa en la ciudad de Cádiz. "Desgraciadamente, ni aquella Constitución ni el heroísmo sirvieron para la llegada de la paz, pues los españoles se dividieron de nuevo. Por eso ahora tenemos que mantenernos unidos", reflexionó.

En tiempos de crisis económica "también brillan los valores humanos", de ahí el reconocimiento a la labor desempeñada por el Banco de Alimentos Medina Azahara, destacó. Su presidente, Luis Moreno, expresó el "profundo agradecimiento" en nombre de los cientos de voluntarios volcados en la recogida y distribución de víveres y destacó que 1.642 se han involucrado en la última campaña. "Vamos camino de superar todas las previsiones, por lo que no podemos más que hacer partícipe a todo el pueblo de este premio", destacó Moreno Segura. El Banco de Alimentos ya ha recibido este año otros galardones, como el premio Averroes -que entrega la Asociación de Informadores Técnicos Sanitarios- o el Príncipe de Asturias a la Concordia.

El Centro de Atención de las Personas con Discapacidad Física (CAMF) de Pozoblanco también recibió un reconocimiento en el año en que cumple su 25 aniversario. "Sus trabajadores son funcionarios, pero su labor trasciende ese límite y se vuelcan con el corazón", destacó el subdelegado. El director del centro, Juan Jiménez Cañas, reconoció a los "grandes profesionales" que desarrollan su labor en Pozoblanco, con "paciencia y serenidad" en un momento que consideró "difíciles". Cañas lanzó un mensaje de superación -"A veces las barreras están en la mente", dijo- y destacó que "cada cosa que se consigue redunda en la calidad de vida". "A seguir luchando por hacer este mundo más accesible", animó.

El concejal de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón, recogió el premio entregado por la trayectoria del Festival de la Guitarra. Moreno Calderón recordó al músico Paco Peña, quien hace tres décadas organizó por primera vez el encuentro con "heroicidad". "Nos trajo a los mejores guitarristas del mundo en un momento en que el panorama cultural de Córdoba era muy diferente al actual", destacó el edil, quien reconoció la labor de todas las corporaciones municipales, a quienes agradeció que hayan "mimado" un festival que es "de los mejores del mundo en su género". "El Festival de la Guitarra es un ejemplo de cómo la cultura es un elemento de cohesión", destacó Moreno Calderón, quien auguró un "futuro esplendoroso" para la cita musical.

Aparte de los premios Plaza de la Constitución, la Subdelegación entregó una bandera de España a los ayuntamientos de Moriles, Bujalance, Nueva Carteya, Peñarroya-Pueblonuevo, a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el Colegio de Abogados, la Jefatura Provincial de Correos y numerosos centros educativos de toda la provincia. La alcaldesa de peñarriblense, María Gil, reivindicó que tras la insignia "existe un país ávido de consenso" y destacó que la Constitución es "la gran obra de todos los españoles". "Es un modelo que asegura la diversidad, sin privilegios", destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios