Cajasur obtiene 125 millones del fondo del Gobierno contra la crisis

  • La entidad acude a la segunda convocatoria organizada por el Tesoro para dotar de liquidez al sistema financiero mediante la adquisición de títulos hjpotecarios

Comentarios 7

Cajasur obtuvo ayer una inyección de liquidez en la segunda subasta organizada por el Estado para dotar de liquidez al sistema financiero con el objetivo -al menos, teóricamente- de que bancos y cajas de ahorros puedan poner en circulación dinero de cara a la financiación de las pequeñas y medianas empresas y las familias, las que más están sufriendo las restricciones del mercado del crédito. Según los datos proporcionados por la propia entidad, la caja cordobesa se ha adjudicado 125 millones de euros como consecuencia del proceso organizado por el Estado de compra de activos en manos de la banca. De las 31 entidades solicitantes, tres son andaluzas. Además de Cajasur, Cajasol y Cajagranada han obtenido liquidez del Gobierno.

El Fondo para la Adquisición de Activos Financieros (FAAF) funciona como un elemento de financiación extraordinario del sector bancario. Se articula mediante subastas por las que el Estado adquiere cédulas hipotecarias y bonos de titulización de activos de alta calidad crediticia (AAA en el caso de las cédulas y AA en el caso de los bonos) a un plazo de tres años. Eso significa que, durante el plazo de vigencia de las operaciones, el Estado es copropietario de los créditos hipotecarios de las entidades, que respaldan las células, o de los activos que soportan la emisión de los bonos. Desde el punto de vista legal, la operación implica que la Administración comparte el riesgo de las entidades financieras, fudamentalmente, el hipotecario que es el que más impacto tiene en sus cuentas de resultados.

La adquisición no es gratuita. El Estado, como un particular que adquiere un producto financiero de renta fija, percibe derechos sobre activos (incluidos cobros futuros) a cambio de recibir una prima que se fija mediante el proceso de la subasta. Cajasur logró colocar sus activos a un tipo ponderado del 3,911% cuando la media de las entidades que acudieron a la subasta fue del 3,934%.

Los 125 millones de euros obtenidos por Cajasur son una cantidad nada desdeñable. Se trata del doble del beneficio neto, descontados los impuestos, que la caja obtuvo hasta el mes de septiembre (58 millones de euros, según los datos de la contabilidad de la entidad). Supone también una cantidad similar que los responsables de la entidad dedicaron a previsiones de carácter fiscal y operativo en este mismo periodo de tiempo (unos 100 millones de euros).

Cajasur decidió ayer hacer pública su participación en la segunda subasta (la primera tuvo una acogida bastante mala en el sector financiero a la espera de que bajaran los tipos de interés), en la que se adquirieron activos por 7.224 millones de euros, en torno al 75% del dinero disponible. Muchas entidades, sobre todo las que cotizan en Bolsa, son recelosas a facilitar esos datos ante la eventualidad de que supongan un castigo a sus cotizaciones. El Ministerio de Economía, que ayer difundió un listado de las entidades solicitantes, tiene la obligación legal de hacer públicos los datos de las entidades adjudicatarias del dinero público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios