CajaSur informa a la CNMV del cese de Mario Iceta como consejero

  • El obispo tendrá que nombrar al sucesor para un cargo con silla en la cúpula de la entidad

El nuevo obispo auxiliar de Bilbao, Mario Iceta, desde que fue ordenado el pasado sábado, dejó de ser canónigo arcediano del Cabildo Catedralicio de Córdoba, dignidad eclesiástica que le daba derecho a ser consejero en CajaSur, con lo que ahora, al dejar de ser canónigo, ha cesado de forma automática como consejero de la caja cordobesa.

Según la comunicación a la CNMV, el cese de Iceta como miembro del consejo de administración y de la asamblea general de la entidad financiera se produjo el pasado sábado 12 de abril, es decir, el mismo día en que Iceta accedió al episcopado en Bilbao y dejo de ser canónigo arcediano en Córdoba. Con ello, perdió el derecho a ser uno de los seis miembros natos, también llamados patronos, que representan a la Iglesia Católica en el consejo de CajaSur.

En la misma comunicación, la caja cordobesa indica que el cese de Iceta deja una vacante en el consejo de administración de la caja que "será cubierta en el plazo estatutariamente establecido". Esto quiere decir, según se recoge en el artículo 29.4 de los estatutos de CajaSur, que el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, es a quien compete nombrar al sucesor de Iceta como canónigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios