Cae una red de nueve traficantes que introducía hachís desde Tánger

  • El Cuerpo Nacional de Policía desmantela una organización que intentaba vender en la provincia un alijo cercano a los 6,5 kilogramos de la sustancia en bellotas

El Cuerpo Nacional de Policía ha asestado un nuevo golpe al mundo del narcotráfico. Agentes de la Comisaría de Córdoba han detenido a nueve personas como supuestos integrantes de una organización dedicada al narcotráfico que importaba hachís desde el Norte de África a través del Estrecho. La Comisaría informó ayer de que el grupo fue desmantelado cuando intentaba introducir en la Península dos kilos y medio de estupefacientes, pero los agentes lograron anular la operación tras una ardua investigación iniciada meses atrás. Las pesquisas dieron como resultado la operación Encina, de cuyos tres primeros arrestos la Comisaría ya dio cuenta a principios de semana.

Gracias a estas detenciones, los agentes lograron desenmarañar la madeja y desmantelaron la organización, con el arresto de nueve personas y la incautación de seis kilos y medio de hachís. Los estupefacientes habrían alcanzado un precio de 30.000 euros. Los detenidos son C. J. L. P., de 38 años; A. M. E. M., de 29; M. H. L, de 42; F. J. O. R., de 22; J. A. R. N., de 30; M. O. G., de 38; M. D. P. V., de 37; J. L. F. R., de 27, y J. L. G. R., de 44. Además de la droga, a los imputados se les intervino una suma de 2.000 euros en efectivo, un vehículo de gran cilindrada así como diversos útiles para el tratamiento de la droga y su introducción en el mercado ilícito.

Fuentes policiales detallaron que la operación pudo cerrarse tras sospechar las patrullas de que una serie de personas, afincadas en la provincia, se dedicaban a introducir hachís desde el Norte de Marruecos. Según detalló la Comisaría, los procesados utilizaban la vía Tarifa (Cádiz)-Tánger (Marruecos) para introducir la droga. Posteriormente, la trasladaban hasta la provincia.

El procedimiento habitual consistía en ocultar gran cantidad de hachís en el intestino -de ahí la denominación de algunos implicados como muleros o culeros- para evitar así los controles policiales. Una vez que los investigadores tuvieron conocimiento de que los detenidos iban a viajar a África a por un porte de droga, la unidad especializada en la lucha contra el narcotráfico estableció un dispositivo especial para localizar el vehículo en el que viajaban los sospechosos. Los agentes, de esta manera, interceptaron a los primeros tres arrestados en las proximidades del puerto de Algeciras y, tras darles el alto, fueron trasladados a un hospital de la localidad gaditana para recibir asistencia médica y expulsar la sustancia que portaban en su organismo. Los apresados, supuestamente, actuaban como correo y recibían el importe de los viajes y una suma de dinero. Entre los arrestados se encuentra el supuesto cabecilla de la trama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios