CTA se opone a la gestión privada de la recaudación de impuestos

La Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA) mostró ayer su descontento por la contratación de una empresa privada para la gestión tributaria de los impuestos municipales, la cual supondría, según el sindicato, un gasto inicial de 1,4 millones de euros y un mantenimiento anual de 180.000 euros en concepto de canon.

Esto supondría, según la central sindical, "que toda la información fiscal de los ciudadanos de Córdoba estuviese en manos de una empresa privada", así como "una pérdida de la autonomía local y la dependencia de la administración de las empresas privadas y, consecuentemente, de sus intereses".

Con esto en mente, el sindicato se reunió con la concejal de Hacienda Municipal, Alba Robles, a la que indicaron que "sólo se trata de contratar una aplicación informática", aseguraron desde CTA. Sin embargo, desde la central sindical señalaron que "es una cuestión que francamente dudamos por la tipología del contrato". Así pues, desde el sindicato advirtieron que "esta gestión privada conlleva varios riesgos" y aprovecharon para denunciar el "desmantelamiento" que está sufriendo el Centro de Proceso de Datos, "que en los últimos años se encuentra en desmantelamiento y apenas cuenta con una decena de trabajadores informáticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios