La CTA convoca una protesta por la "parálisis" del cogobierno en empleo

  • El sindicato considera que es "urgente" la contratación de 250 personas en el Ayuntamiento

El cogobierno de PSOE e IU se enfrentará mañana a la primera gran manifestación convocada por el sindicato mayoritario en el Ayuntamiento, CTA, como protesta por "la parálisis" de su gestión en materia de empleo. El secretario general de CTA en Córdoba, Francisco Moro, lamentó que el gobierno municipal está "estancado" y en estos siete primeros meses sólo se ha visto "una política continuista con el PP". Para los representantes de los trabajadores ya ha habido el suficiente tiempo de margen para que se hubiera visto algún gesto del nuevo equipo, algo que no ha ocurrido, por lo que han convocado una manifestación para mañana que, avisan, "es sólo el comienzo".

A la protesta, que partirá desde Puerta Gallegos y concluirá en Capitulares, están llamados tanto los trabajadores del Ayuntamiento como de las empresas municipales, además de la plantilla de Cosmos "que se ha unido porque tiene que ver también con la defensa de empleo", aseguró Moro. El sindicato solicita la recuperación de los servicios municipales, la apertura de una nueva bolsa de trabajo, la creación de empleo y el restablecimiento de las 35 horas semanales. Moro aseguró que la situación es "insostenible" sobre todo en algunos departamentos como Servicios Sociales, Infraestructuras y Bomberos, donde se necesita personal para garantizar la prestación de los servicios. Según los cálculos del colectivo, en estos momentos es necesario cubrir "250 puestos de trabajo" ya que, en los últimos cuatro años, no se ha cubierto ni una de las 224 bajas que se han producido ya sea por jubilaciones, incapacidades o fallecimientos. En el caso del alumbrado, por ejemplo, "tenemos seis oficiales de primera mientras que lo habitual en una ciudad como Córdoba es contar con 14", explicó Moro. En este área, además, "no se pueden cubrir las guardias de noche" y se dejan sin atender los accidentes que puedan ocurrir. La falta de personal afecta también a los colegios, pues "hay diez centros que están sin portero" y se ha recurrido a una empresa privada "que paga siete euros la hora y sólo van a la entrada y salida", explicó Moro.

El único "avance" que, según el sindicato, se ha producido en estos siete meses es la modificación de los criterios de selección para contratar interinos, de manera que se van a poder cubrir las vacantes urgentes desde la lista de reserva que resulta de los opositores que aprobaron el examen pero se quedaron sin plaza. Esta medida se aprobó el miércoles y la primera repercusión es que el Consistorio va a contratar a dos conductores para el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS). El gobierno municipal tiene que establecer todavía qué servicios esenciales se pueden acoger a esta medida.

La secretaria local de CTA, María Victoria Canovaca, denunció por su parte la situación que se vive en el Instituto Municipal de Deportes (Imdeec) donde todavía se aplica un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Canovaca explicó que el acuerdo establecía que las condiciones salariales de la plantilla se restablecerían cuando el instituto obtuviera beneficios "y ya lleva dos años de superávit". "A duras penas se puede prestar el servicio", insistió la sindicalista. La CTA también exigió la "readmisión" de los despedidos en el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios