CECO respaldará a las nuevas grandes superficies si el comercio se opone

  • La junta directiva aprueba la medida mientras que Román Amor la critica

Comentarios 2

La Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) ratificó ayer en la última junta directiva del año su decisión de llegar a acuerdos con las grandes superficies que se quieren asentar en la ciudad en caso de que, como es previsible, la patronal del comercio, Comercio Córdoba, se oponga finalmente a rubricar esos convenios, que son vitales para que la Comisión Asesora de Comercio Interior (CACI) informe favorablemente la licencia a los proyectos. La aprobación de esta medida, que se realizó por asentimiento, se produjo momentos después de que el presidente de los empresarios, Luis Carreto, defendiese ante sus directivos la necesidad de apoyar la llegada de centros comerciales y de que el presidente de Comercio Córdoba, Francisco Román Amor, argumentase la posición contraria, ya que los comerciantes estiman que la llegada de varios centros de gran magnitud pondrán en grave riesgo de cierre a numerosos establecimientos del comercio tradicional de la ciudad.

Tras la votación, Román Amor decidió marcharse de la junta directiva que, al igual que la copa de Navidad, se celebró en el Rectorado de la Universidad de Córdoba. "Creo que es compresible que nos marchásemos, pues en estos momentos no estamos para celebraciones", afirmó el presidente de Comercio Córdoba a la salida. La aprobación, aunque supuso un momento de cierta tensión, no resultó sorprendente, ya que los máximos dirigentes de CECO ya se habían mostrado partidarios en los últimos meses de dar facilidades a las grandes superficies que decidan a apostar por Córdoba en sus planes de expansión.

Además de tratar este punto conflictivo, la junta directiva de CECO contó también de forma excepcional con la presencia de la delegada del Gobierno de la Junta, Isabel Ambrosio, y de la delegada de Innovación, Ciencia y Empresa, Sol Calzado, que presentaron ante los empresarios el Programa de Transición al Empleo de la Junta (Proteja), que consigna 28 millones para obras en la provincia de Córdoba, y otras iniciativas contra la crisis como las ayudas a empresas viables con dificultades coyunturales o la nueva orden de incentivos para la innovación y el desarrollo empresarial. Ambrosio defendió la importancia de estas propuestas y de la colaboración entre todos los agentes sociales para superar las turbulencias económicas. Aprovechó además la ocasión para transmitir a los empresarios el pésame por la reciente muerte del ex presidente de la patronal andaluza Rafael Álvarez Colunga. El presidente de CECO subrayó por su parte las dificultades por las que están pasando muchos empresarios cordobeses y reclamó una "inyección económica" para revitalizar la economía provincial.

La mañana concluyó por último con la firma del convenio de colaboración entre los empresarios y la Universidad de Córdoba, un acuerdo que presenta este año como novedad principal el compromiso de ambas partes de impulsar la creación de un Observatorio Tecnológico en la provincia, un órgano que tendrá como principal objetivo ser "el centro de información clave" para generar conocimiento y recopilar el desarrollado por otras entidades con el fin de que luego pueda ser aplicado por las empresas cordobesas. El rector de la UCO, José Manuel Roldán Nogueras, y el presidente de la patronal, Luis Carreto, fueron los encargados de rubricar este nuevo acuerdo dentro de un convenio más amplio que continúa la senda de colaboración que ambas partes desarrollan desde los 90. La creación del Observatorio Tecnológico será un paso más en las iniciativas conjuntas que desarrollan la Universidad y los empresarios para conseguir que el conocimiento de las aulas y los laboratorios pueda tener una aplicación práctica y convertirse en riqueza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios